Nuevos aires: Proyecto Traspaso Andina

Con un 93% de avance a febrero pasado, el proyecto minero que le dará continuidad operacional a la división Andina de la estatal chilena Codelco, está en pleno desarrollo de sus últimos hitos constructivos, de cara a la puesta en marcha programada para el primer semestre de 2021.

Extender la vida útil de la división Andina de Codelco por 40 años es uno de los objetivos detrás del proyecto Traspaso Andina, iniciativa valorada en más de USD 1.300 millones y que entrará en operación el tercer trimestre del año, con un esquema productivo que requerirá 360 días de alimentación a la planta desde la mina.

El equipo del proyecto Traspaso Andina se encuentra en los descuentos finales. Durante los próximos meses está programado el término de las últimas obras que proveerán de una nueva estación de chancado primario, sistemas de traspaso y transporte de mineral desde la plataforma Nodo 3.500 hasta la Planta Cordillera.

El proyecto tiene por finalidad mantener el valor de la Corporación mediante una operación full rajo para los recursos disponibles en la División Andina, dado el cierre de la mina subterránea a partir del 2021, lo que extenderá su vida útil del orden de 40 años”, explica Camilo Godoy, gerente de Traspaso Andina.

Para llegar a la meta, los desafíos están claros. A finales del mes de noviembre, se completó la construcción y montaje del chancador primario, de los que ya iniciaron las pruebas de comisionamiento de motor y otros equipos.

Para fines de enero estaba proyectado el término de las obras de la correa regenerativa con el plan de iniciar, durante marzo, el comisionamiento de la línea 1 que alimentará con 53 miles de toneladas de concentrado de cobre a la Molienda SAG y la Tolva 3600.

Lee también→  Óptimos resultados de planta clasificadora en mina africana

Por último, durante abril se tenía programado el precomisionamiento de la Línea 2 de proceso, correspondiente al chancador secundario, con el fin de iniciar al comisionamiento que aportará las restantes 35 mil toneladas de concentrado al proceso de la división.

Entre los años 2018 y 2033, este proyecto permitirá explotar 506 millones de toneladas de mineral, con una ley media de 0,76% que garantiza sostener los aportes que hoy entrega Andina al Estado chileno. Nuevos aires en la Cordillera.

Desafíos en pandemia

La pandemia significó un escenario complejo en varios aspectos, como lo comenta Camilo Godoy, “el 25 de marzo (2020) tuvimos que detener el proyecto producto de un brote de Covid-19, lo que nos llevó a reinventarnos y, recién, a mediados de abril, empezar a reincorporar trabajadores(as) en forma muy paulatina y escalonada”.

Junto a lo anterior, implementaron nuevas tecnologías y procedimientos para desarrollar las obras resguardando la salud del personal tanto interno como de las empresas contratistas, entre ellos, la sanitización con luz ultravioleta, con ozono, separadores y filtro purificador de aire en buses, protocolos especiales de ingreso a las áreas y testeos masivos antes de ingresar a las faenas.

Adaptarse a nuevos escenarios es parte del ADN del proyecto. “Me atrevo a decir que venimos implementado la transformación desde 2015, cuando a propósito de la necesidad de contener los costos, realizamos cambios en el diseño, eliminando lo que podía estar demás, ajustando la dotación de personal propio y de apoyo al mínimo factible, e implementando las herramientas de productividad en todas las actividades que pudieran influir en la ruta crítica del proyecto. Recientemente, estamos aplicando metodología de trabajo por células en algunas áreas específicas del proyecto con bastante buenos resultados”, aclara Godoy.

Cabe destacar que el proyecto comienza el 2013 con las excavaciones masivas de 44 hectáreas, donde “tuvimos que mover 49 millones de toneladas de material, trabajo que realizó la División. Luego el año 2016, en 8,5 hectáreas iniciamos los trabajos de la excavación del Domo y la excavación propiamente tal de la caverna donde se aloja el chancador primario, lo cual ha significado un tremendo trabajo multidisciplinario, de coordinación y trabajo en equipo, entre la Vicepresidencia de Proyectos y División Andina, al coordinar trabajos de obras civiles, de montaje, y de obras mineras”, comenta Camilo Godoy.

→ Accede a la última edición de la revista Minería Pan-Americana  ←

Chancado primario

El proyecto Nuevo Sistema de Chancado Primario, consiste en la construcción de una nueva línea de chancado, la que permitirá mantener la actual capacidad productiva de División Andina, que se encuentra en torno a las 92 mil toneladas de mineral por día, generando cerca de 240 mil toneladas al año de cobre fino, más una producción de molibdeno de 3,9 toneladas.

De acuerdo a la planificación minera y a su avance, hacia 2018 los actuales piques de alimentación al Chancador Don Luis se verían afectados por el crecimiento del rajo. Es por eso División Andina, para reponer dicha infraestructura que garantizara su capacidad de procesamiento de mineral, instaló un nuevo espacio con una nueva línea de chancado que permita el traspaso de minerales desde la mina hacia la planta.

La nueva línea de chancado se instaló en el sector denominado Nodo 3.500, que requirió de la construcción de una gran plataforma y una serie de obras civiles para su emplazamiento, entre las que destaca un silo o domo para apilar mineral con capacidad de 70.000 toneladas, que permitirá aumentar la continuidad operacional de la División en los meses de invierno. Cabe destacar además que el nuevo chancador y el silo están diseñados con un sistema de última tecnología, cerrado y cubierto. El domo tiene 53 metros de altura, y además controlará la emisión del material particulado a la atmósfera.

El montaje del domo significó varios desafíos, uno de ellos fue la interferencia operacional, ya que donde está emplazado, cuando se comenzó a construir esta estructura, en paralelo se estaban ejecutando las excavaciones masivas, tronaduras y también excavaciones en la ladera oeste. Se ejecutó en una altura sobre los 3.500 metros, en un ambiente de Cordillera.

La construcción de las obras totales del proyecto demoró 8 años debido a que las condiciones climáticas impiden trabajar en superficie durante los meses de invierno. “En el invierno tenemos normalmente 20°bajo cero. Trabajar en un clima adverso en la montaña ha sido in gran hito constructivo”, detalla el ejecutivo de Codelco.

Lee también→ Pucobre implementa el primer proyecto de Rapid Mine Development en Chile

Correa subterránea

Desde el silo el material viajará a través de una correa transportadora subterránea. El proyecto contempla además 10,5 kilómetros de túneles y una correa de 4,2 kilómetros para el transporte de mineral a la planta existente en Cordillera. Esta correa transportadora es un aporte a la eficiencia energética del proyecto ya que generará 3300 kw de energía.

La correa tiene la particularidad de que se desarrolla 100% de manera subterránea, a través del túnel Haulage III, construido para este propósito, cuya extensión es de 4,8 kilómetros y la correa de cabeza a cabeza (polea a polea) es de alrededor de 3,8 kilómetros, descargando en el Centro de Distribución de Minerales que alimentará las moliendas SAG, unitarias y convencional”, señala Camilo Godoy.

Se trata de una correa regenerativa, siendo el gran plus que tiene, lo que significa que la correa, cuando vaya con 100% de carga, tiene una capacidad de producir 4,2 megas aproximadamente de energía, esto debido principalmente a la pendiente que tiene, en promedio sobre el 10% y con un desnivel de 370 metros aproximadamente, lo que ayuda a regenerar energía. Desde el punto de vista del montaje, fue uno de los hitos complejos por la envergadura, al momento de extender la cinta.

Otra de las innovaciones más llamativas de este proyecto consiste en la instalación de un sistema de control de avalanchas que permitirá resguardar todas las instalaciones contempladas en el área y, por supuesto, al personal que allí labore. Se reforzó con muros de gran envergadura y modernos sistemas de desprendimiento controlado de nieve.

Al completar este proyecto, se viabilizará la esperada Expansión de Andina, ubicada en la misma zona que Los Bronces, de Anglo American, uno de los sectores con mayores reservas de cobre del mundo.

De hecho, Desarrollo Futuro Andina será el primer proyecto estructural que sumará nueva producción a la estatal, cuando, según la planificación de la cuprera, en 2025 producirá del orden de las 330 mil toneladas de cobre anual. Pero para eso deben cumplirse algunas etapas, como la confección del estudio de prefactibilidad que se encuentran realizando los equipos de Codelco y el inicio del estudio ambiental de una iniciativa que podría superar los USD 2.700 millones.

(Visited 52 times, 3 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más