Pucobre implementa el primer proyecto de Rapid Mine Development en Chile

En 2016, Pucobre, una empresa chilena de minería de cobre subterránea selectiva, se encontraba en un enigma. Las leyes de sus depósitos de mineral estaban cayendo y los precios globales eran inestables. La empresa sabía que necesitaba cambiar para seguir siendo competitiva y comenzó a buscar formas de trabajo que fueran más productivas, eficientes y rentables. Fue entonces cuando la idea de Rapid Mine Development (RMD) apareció en el horizonte.

RMD es un método para hacer túneles de mayor calidad, más rápido, en el ciclo de desarrollo de la mina subterránea. Lo que antes dependía en gran medida de la habilidad y la experiencia del operador de perforación y del técnico en explosivos, ahora son herramientas asistidas por computadora para estandarización y optimización. Para Pucobre, RMD ha significado no solo un cambio tecnológico sino también un cambio cultural orientado a la calidad y la disciplina.

El proyecto comenzó como parte de una alianza estratégica con Epiroc, que comenzó con un contrato en 2017 para reemplazar la flota de camiones y cargadores de Pucobre por camiones Minetruck MT65 y cargadores Scooptram ST18, vehículos de mayor capacidad.

La asociación fue única porque garantiza la operatividad mecánica del equipo durante su vida útil, que es de nueve años en el caso de los camiones y de 5 a 6 años para los cargadores. Los vehículos anteriores utilizados por Pucobre debían cambiarse cada dos o tres años. Esto llevó al primero de muchos  cambios para Pucobre, con un mayor enfoque en el mantenimiento completo de los vehículos para garantizar su longevidad.

Sebastián Ríos, CEO de Pucobre.

En sus instalaciones en el desierto de Atacama, Pucobre instaló un centro de capacitación con simuladores para instruir a los conductores en el manejo de estos nuevos vehículos, instaló un taller de mantenimiento y contó con personal de Epiroc permanentemente en el sitio para resolver conjuntamente los problemas que pudieran surgir. Animados por esta experiencia, Pucobre y Epiroc comenzaron a explorar nuevas formas de agilizar la operación.

“Epiroc siempre ha mostrado una gran disposición para resolver problemas y trabajar para asegurar que los camiones y cargadores sean exitosos”,  dijo Sebastián Ríos, CEO de Pucobre.

Según Marco Troncoso, jefe de operaciones mineras de Pucobre, antes de embarcarse en RMD, la forma de trabajar de la empresa era “muy dependiente de las habilidades específicas de su gente” y Pucobre estaba interesado en aprovechar la tecnología y mejorar la eficiencia de sus trabajadores.

“Epiroc nos dijo: ‘Permítanos ayudarlo a construir la nueva casa en la que vivirá durante los próximos 30 años’. Una vez que te acostumbras a hacer las cosas con calidad, los resultados mejoran ”,  dijo Troncoso.

Epiroc visitó las tres operaciones de Pucobre cerca de la ciudad norteña de Copiapó, y Pucobre elaboró ​​un plan de desarrollo de tres años (2019-2021) para aumentar la productividad en un 40% y reducir los costos en un 25%.

Pucobre y Epiroc realizaron visitas in situ a Australia, Nevada (EE. UU.), Suecia y Canadá, donde la empresa pudo ver en acción a empresas mineras líderes que utilizan plataformas de perforación frontal Boomer, así como los nuevos conceptos de gestión de minas, que también serían adoptados.

Se propusieron dos alternativas para ayudar a Pucobre a cumplir sus objetivos. Una era utilizar perforadoras frontales de múltiples funciones, como en Australia, que combinan la perforación de barrenos y el refuerzo de roca, como escalado, atornillado y mallado en una sola plataforma. La otra alternativa fue el RMD, un método que promete rondas más largas, mayor precisión, reducción de la rotura excesiva y túneles de mejor calidad. Lo más importante es que con las últimas plataformas Boomer S2, equipadas con ABC Total, una función inteligente que permite la automatización completa del proceso de perforación, RMD ofrecía una ruta que permitiría a la maquinaria operar de forma autónoma durante las pausas para el almuerzo y los cambios de turno, lo que resultó en más ganancias de productividad.

Una vez que Pucobre optó por RMD, la empresa invirtió en cuatro de las últimas plataformas de perforación frontal Boomer y tres plataformas de perforación de producción Simba. Para monitorear el desarrollo y cumplir con los KPI, Pucobre se volvió digital y construyó un nuevo Centro de Operaciones Mineras en el sitio. En el futuro, se espera que la compañía implemente la solución 6th Sense Mine Management de Epiroc, que combina el programador Mobilaris y otra de gestión de tareas y funciones de informes, así como la solución Certiq, que recopila, compara y comunica la información vital del  equipo para la superficie.

Invertir y apostar por RMD ha supuesto un gran acto de fe por parte de Pucobre. Es probable que la inversión total durante el período del contrato de nueve años alcance los USD 60-70 millones, considerando maquinaria, repuestos y tecnología. También se han realizado importantes inversiones de tiempo en formación y gestión del cambio.

“Este es el mayor cambio en Pucobre en los últimos 30 años”, dijo Ríos.

Un gran desafío para Pucobre fue el aumento de las tasas de desarrollo durante los próximos años, con un importante aumento de costos. Las estimaciones de costos antes del inicio del proyecto mostraron ahorros de costos significativos al usar RMD.

La mina Punta del Cobre está ubicada en Tierra Amarilla, a 20 kilómetros de Copiapó. / Cortesía de Epiroc.

La alternativa de seguir haciendo las cosas como se hacían antes no era muy prometedora. Según los cálculos de Epiroc, sin RMD, los costos de desarrollo anuales de Pucobre habrían aumentado un 3% por año de USD 25,5 millones en 2019 a USD 27 millones en 2022. Con RMD, se proyecta que los costos de desarrollo caigan a USD 21,3 millones en 2022.

La gestión del cambio ha sido el otro gran desafío en este viaje, adaptando actitudes y conjuntos de habilidades a las nuevas formas de trabajar. Pucobre introdujo el Control de intervalo corto (SIC), que es un proceso estructurado que mide intervalos cortos de producción para identificar oportunidades de mejora.

Para administrar la operación, es necesario tener la mayor cantidad de información en línea posible, como la ubicación de los vehículos y los planes de trabajo del día, para que el personal del Centro de Operaciones Mineras pueda tomar decisiones y mejorar la productividad.

“El departamento de ingeniería tuvo que modificar la forma en que planea, ahora con intervalos más cortos. Lo que antes se hacía en el campo ahora tiene que ser cuidadosamente planeado y coordinado antes de que se ejecute ”, dijo Ríos.

Las diferencias culturales entre la forma de hacer las cosas sueca y chilena han requerido compromisos de ambas partes y compromiso y trabajo en equipo para que esta empresa conjunta única tenga éxito.

El proyecto RMD en Pucobre se está implementando en cuatro etapas. Después de acostumbrarse a utilizar planos de perforación computarizados estandarizados con métodos de navegación, el proyecto ha pasado a una segunda etapa, para optimizar la maquinaria para extender rondas explosivas a 4,4 m desde 3,8 m. El objetivo es alcanzar el 95% del objetivo de voladuras con menos del 5% de subdesarrollo o sobredescubrimiento y aumentar las tasas de desarrollo de 1100 m / mes a 1400 m / mes.

La etapa 3 es la mejora continua, aprovechando los datos reportados de las plataformas para corregir la divergencia usando Rig Remote Access (RRA), que permite la comunicación bidireccional entre la perforadora y el servidor RRA usando la red inalámbrica W-LAN del sitio.

Pero el objetivo principal es llegar a la etapa 4, donde se puede operar de forma autónoma durante el almuerzo y los turnos utilizando la función inteligente ABC Total.

En las profundidades de Punta del Cobre, la mina más grande de Pucobre, Luis Herrera consulta una pantalla táctil Rig Control System 5 (RCS) dentro de la cabina de una plataforma de perforación frontal Boomer S2, que está lista para comenzar a trabajar.

Mirando los 77 agujeros que tiene que hacer para formar los contornos de lo que se convertirá en un túnel, se ajusta las coordenadas para corregir ligeramente el curso del taladro y se enciende la máquina, que entra en acción.

“Con la forma anterior en la que trabajábamos, había mucha sobrecarga. Pasaría mucho tiempo escalando, y eso reduciría la cantidad de carga y roca que se lleva a la superficie ”, dice Herrera, un veterano de 12 años de la mina Punta del Cobre.

“Ahora los túneles son más seguros. Los pisos son más planos, por lo que hay ahorros de costos en el desgaste de los neumáticos de los camiones ”, dice, examinando la pared de roca que acaba de perforar.

El progreso ha sido rápido, según Hilario Arce, jefe de operaciones mineras de Pucobre. Con los camiones Minetruck MT65 y las cargadoras Scooptram ST18, Pucobre ya ha aumentado su extracción mensual de minerales a 460 000 toneladas métricas de las 333 000 toneladas métricas anteriores. Dos (Punta del Cobre y Granate) de los tres sitios mineros ahora están operando al 100% RMD, el tercero llegará pronto. Los operadores se están acercando al objetivo de voladuras del 95%, y Arce confía en que el 60-70% de la perforación se automatizará en marzo de 2021.

Los equipos de pozo largo Epiroc Simba 7 son los más avanzados hasta la fecha en Punta del Cobre en el uso de ABC Total, pero el sistema comenzará a implementarse en los equipos Boomer en diciembre.

Trabajar en conjunto ha sido clave para que Epiroc genere confianza, dice Charlie Ekberg, gerente general de Epiroc Chile, quien subraya que demostrar el éxito con Pucobre será clave para ganar proyectos similares en otras partes de Chile. Epiroc también está apostando por introducir tecnología tele-remota para cargadores de minas y camiones a batería en Chile el próximo año.

“Por eso nos esforzamos tanto en la formación. No se trata solo de vender la máquina. Queremos que el equipo funcione y, si una máquina está inactiva, queremos saber por qué ”, dijo Ekberg.

“Hemos tenido que aprender cómo piensa el cliente y estar siempre un paso por delante”. Como todo, dijo, “es fácil decir algo, pero más difícil”.

En términos de resultados y costos del proyecto en general, Pucobre aún está a medio camino de donde quiere estar, según Ríos. Pero sabe que Pucobre está en el camino correcto.

“Todavía hay brechas. A veces, los camiones no se cargan a su capacidad total, o el ciclo de carga y el regreso a la superficie está demorando más de lo planeado. Esa ecuación aún tiene margen de mejora ”, dijo Ríos.

Ha sido una experiencia de aprendizaje tanto para Epiroc como para Pucobre. Los KPI demasiado ambiciosos y los objetivos establecidos al principio han tenido que modificarse para adaptarse al ritmo de progreso y al tiempo necesario para entrenar con esta nueva forma de hacer las cosas. Ahí es donde la gestión del cambio ha sido uno de los mayores desafíos.

“Hay muchas cosas que cambian en el funcionamiento del día a día. Contratas gente nueva, nueva tecnología, hay un cambio de planificación. Hay que mirar la forma en que la gente se adapta a esta nueva forma de trabajar ”, dijo Ríos.

“Hay que apoyar a las personas en este proceso para que fluya con la ayuda del departamento de recursos humanos. El cambio es difícil. Es como trabajar desde casa, lo que ha hecho mucha gente este año. Tienes que gestionarlo bien para que tenga éxito. Confiamos en que nuestra gente lo hará “.

(Visited 266 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más