Proyecto C20+: Collahuasi apuesta a la continuidad

Crédito: Minera Doña Inés de Collahuasi

El objetivo del proyecto Desarrollo de Infraestructura y Mejoramiento de Capacidad Productiva de Collahuasi” es asegurar la continuidad operacional de la faena hasta el 2040.

Las operaciones portuarias impulsadas por compañía minera Doña Inés de Collahuasi desde el año pasado en la Región de Tarapacá, en el marco de la ejecución de su Proyecto C20+ -que extiende la operación por 20 años, incorpora una planta desaladora y aumenta la capacidad productiva- ha significado un importante fomento a la infraestructura portuaria, el dinamismo de la cadena logística regional y la contratación de proveedores locales.

En ese contexto, una nueva transferencia de carga (en julio pasado) de 2205 tuberías se efectuó a través de Iquique Terminal Internacional (ITI), operación logística que se suma a la llegada de 2195 tuberías en abril pasado, completando así más de 4000 tuberías de 15 metros de largo que por primera vez fueron desembarcadas y movilizadas dentro de la Región de Tarapacá.

Alcances del proyecto

En julio de 2022 la minera adjudicó a Acciona la construcción de la planta desalinizadora.| Crédito: Minera Doña Inés de Collahuasi

La iniciativa comprende el mejoramiento de la capacidad de procesamiento de los minerales sulfurados de 170 ktpd a 210 ktpd y la modificación de la tecnología de lixiviación por una de biolixiviación, en la línea de producción de cátodos de cobre para el procesamiento de 35 ktpd de mineral mixto (sulfurado y oxidado).

Las obras de ampliación y optimización se localizarán en dos áreas principales: Faena Cordillera, donde se encuentra el Rajo y botadero Rosario, la planta y el depósito de relaves, y en la zona de Borde Costero, donde se emplaza Puerto Collahuasi, que tiene como primera etapa la construcción de una planta desaladora (en ejecución) y su respectivo sistema de impulsión, lo que permitirá reducir considerablemente el consumo de agua dulce.

De esta manera, en julio de 2022 la minera adjudicó a Acciona la construcción de la planta desalinizadora, desarrollo que incluye la ejecución de obras marinas, un sistema de pretratamiento, el desarrollo de tecnología de ósmosis inversa y postratamiento para garantizar la disponibilidad de los recursos hídricos, así como la operación y mantenimiento de la planta por dos años.

Lee también ► Quebrada Blanca Fase 2: Desarrollo futuro

Crédito: Minera Doña Inés de Collahuasi

En tanto, el sistema de impulsión de agua que será ejecutado por Techint contempla la habilitación del acueducto de 195 kilómetros de largo por un trazado paralelo al mineroducto existente, hasta las piscinas de acumulación ubicadas a más de 4000 metros sobre el nivel del mar en el sector cordillera. Si bien no se conocen las cifras del contrato, una referencia es el acuerdo anunciado por Codelco, que pagará USD 1000 millones por una unidad de 840 litros por segundo.

En el caso de las obras adjudicadas por Collahuasi, se trata de una planta que contará con una capacidad de 1050 litros por segundo, por lo que se estima que podría llegar a representar cerca de un tercio de la inversión total asociada al proyecto.

‘La ejecución de estos contratos es clave para el desarrollo de nuestro proyecto, donde gracias a una nueva planta desaladora, que se suma a nuestro suministro eléctrico 100% renovable, permitirá continuar haciendo de nuestra operación una más sustentable, moderna y eficiente, junto con seguir contribuyendo al desarrollo económico y social de Tarapacá y el país’, aseguró tras la adjudicación de las obras, el presidente ejecutivo de Collahuasi, Jorge Gómez.

Celdas de flotación

En el marco de la implementación del proyecto, Collahuasi cerró la adjudicación de nuevos activos para la planta concentradora ubicada en faena Cordillera.

Es así como a fines de marzo, la empresa finlandesa Metso Outotec, se adjudicó la compra de seis nuevas celdas de flotación para estar operativas a partir del cuarto trimestre de 2024, aportando a mantener los niveles de recuperación, dado el aumento de tratamiento que generará la entrada de un nuevo molino, que actualmente se encuentra en plena construcción. 

Las nuevas celdas, tienen como característica un bajo consumo de energía, lo que aporta en la disminución de Gases Efecto Invernadero (GEI), la utilización de menos equipos auxiliares para su funcionamiento y un mayor desempeño y rendimiento metalúrgico, con menores costos de mantención.

(Visited 192 times, 2 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más