Brasil busca activar la minería de uranio privada

Reiniciar la extracción de uranio dentro de las fronteras del país, no es solo el deseo del gobierno, sino una decisión de política que sería adoptada, dijo el ministro federal de Minas y Energía, Bento Albuquerque.

La expectativa es que la minería de uranio se reinicie por primera vez en la mina Engenho, en Caetité, en el estado de Bahía, para fines de este año.

Según la Constitución brasileña, la exploración y extracción de uranio es un monopolio estatal, actualmente conferido a las Indústrias Nucleares do Brasil (INB – Industrias nucleares brasileñas). Pero el gobierno federal está buscando formas en que la inversión del sector privado, tanto local como internacional, pueda ser atraída hacia el sector del uranio, sin requerir ningún cambio en la Constitución, pues el Estado no tiene los fondos para implementar su nueva política de uranio por sí solo.

Cabe destacar que solo un tercio de Brasil ha sido explorado en busca de uranio, pero, aun así, el país es actualmente el séptimo en términos de reservas de uranio, después de Australia, Kazajstán, Canadá, Rusia, Sudáfrica y Níger, según expresa el medio brasileño “O Estado”.

“Existen una serie de alternativas, sin la necesidad de enmendar la Constitución, que permiten que esta actividad minera sea realizada por el INB y otra empresa del sector privado”, dijo Albuquerque al periódico “O Estado”. “Con respecto al uranio, el INB será el accionista mayoritario. Durante la minería, no solo hay uranio: puede tener otro mineral (presente) y normalmente lo tiene ”.

Lee también: Mina peruana Quellaveco producirá cobre “por cerca de 100 años”

Por ejemplo, el yacimiento en el proyecto Santa Quitéria, en el estado de Ceará, está compuesto por 90% de fosfatos y 10% de uranio. Como resultado, INB ha formado una sociedad con la empresa del sector privado Grupo Galvani (60%, propiedad del grupo noruego de fertilizantes Yara International) para explotar el yacimiento, y se espera que las operaciones comiencen en 2024. INB sería el propietario del uranio y Galvani los fosfatos.

Según la Secretaria Especial del Programa de Asociaciones de Inversión de Brasil, Martha Seillier, empresas de varios países ya han expresado interés en explorar en busca de uranio en el país. Incluyen China, Francia, Japón, Corea del Sur, Rusia y los Estados Unidos.

Al dejar en claro que estaba dando su opinión personal, y no declarando la política del gobierno, Albuquerque dijo que estaba a favor de poner fin al monopolio estatal en la exploración y extracción de uranio. Esto requeriría una enmienda constitucional.

Una razón clave detrás de este nuevo énfasis en la extracción de uranio es la política actual del gobierno brasileño para expandir el programa de energía nuclear del país. Actualmente, Brasil tiene dos reactores nucleares en funcionamiento, Angra 1 y Angra 2. Angra 3 estaba completo en un 67% cuando, en 2015, la compañía estatal de energía nuclear del país, Eletronuclear, fue barrida (como muchas otras grandes empresas brasileñas).

La enorme operación anticorrupción de ‘Lava Jato’ hizo que todo el trabajo en Angra 3 se detuviera. (La investigación de PF sobre Eletronuclear fue la decimosexta fase de Lava Jato, y su nombre en código Operación Radioactividad. Lava Jato comenzó en marzo de 2014; a partir de setiembre de este año, estaba en su 66ª fase).

El gobierno ahora está buscando completar Angra 3, que debería costar 16 mil millones de reales (US$3.89 mil millones). Una vez más, las estrictas restricciones presupuestarias están haciendo que el gobierno considere la opción de inversión privada.

La Constitución señala que todas las plantas de energía nuclear en Brasil deben ser de propiedad estatal, pero eso no excluye una participación minoritaria de un inversor del sector privado. Y una participación minoritaria podría llegar al 49%, según Seillier. Entonces, explicó, la idea era publicar un aviso público pidiendo un socio del sector privado para Angra 3 durante el primer semestre del próximo año y reiniciar los trabajos de construcción durante el segundo semestre de 2021. Los tres reactores están ubicados en Angra dos Reis, estado de Río de Janeiro.

Fuente: O Estado y Reuters

(Visited 19 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más