Prophecy logra exclusividad minera de Pulacayo en Bolivia

La canadiense Prophecy Developmet Corp (PDC) logró el derecho exclusivo para desarrollar y explotar Pulacayo y Paca en Potosí por un periodo aproximado de 30 años.

El contrato de producción minera de Pulacayo (MPC) entre Prophecy y la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), dependiente del Ministerio de Minería y Metalurgia, se ejecutó el 3 de octubre de este año.

El MPC le otorga a Prophecy el derecho 100% exclusivo de desarrollar y explotar en las concesiones de Pulacayo y Paca por hasta 30 años. Es comparable a una licencia minera en Canadá o Estados Unidos”, destaca la minera.

Antes de Prophecy estuvo la empresa Apogee Silver. Estudio preliminar reveló que los resultados de la exploración de solamente el 20% de la mina permitían calcular que las reservas de Pulacayo-Paca ascienden a 27.385 millones de onzas de plata, 38.927 toneladas de plomo y 67.905 toneladas de zinc, de acuerdo con información de la firma con sede en Vancouver.

Pulacayo estaba contemplado entre los proyectos que Comibol encararía de manera directa para su explotación. En el proyecto Pulacayo y Real del Monte, un yacimiento de plata, plomo y zinc que se presentó en marzo de este año, se mencionó el levantamiento topográfico y se tiene previsto realizar 3.000 metros de perforación a diamantina con el objeto de reconocer la mineralización en profundidad.

Pulacayo se encuentra en una buena dirección de extracción de plata, a poco más de 100 km de San Cristóbal de Sumitomo Corporation, a 185 km al suroeste de San Bartolomé de Coeur Mining y a 139 km al norte de la mina San Vicente de Pan American Silver.

Lee también: Minería ayudará a impulsar demanda eléctrica de Panamá

Una estimación actualizada de recursos minerales de 2017 muestra que Pulacayo alberga un recurso indicado de 30.4 millones de onzas (Moz) de plata en una ley promedio de 455 gramos por tonelada con otros 6.3 Moz inferidos, mientras que Paca posee otros 2.5 Moz a 256 gramos por tonelada en la categoría inferida.

En enero de 2015, la minera canadiense PDC informó que asumía desde la administración del megaproyecto argentífero Pulacayo-Capa, en Potosí, y anunció la exploración en “la segunda mina de plata más grande del mundo”.

Como antecedentes, la empresa informa que las subsidiarias bolivianas de Prophecy han invertido US$25 millones en Pulacayo y Paca, por tareas de perforación con más de 80 mil metros de profundidad, un estudio de factibilidad histórico independiente completo y una evaluación de impacto ambiental detallada aprobada (DEIA).

El Dato

Pulacayo tiene acceso a agua, electricidad y ferrocarril al puerto de Antofagasta. Solo el 30% del sistema de vetas de Pulacayo Tajo de 3 km de largo ha sido perforado, según registros históricos y de la compañía.

Prophecy informó que se han completado cinco taladros de diamante en Paca. Las muestras principales se enviaron al laboratorio ALS Chemex en Oruro, Bolivia, y los resultados de los ensayos se esperan para noviembre.

La mina de Pulacayo, ubicada a 18 kilómetros al este de la ciudad de Uyuni (Potosí) y a 460 kilómetros de la ciudad de La Paz, comenzó a ser explotada en el periodo colonial (1545). En 1833 fue redescubierta por Mariano Ramírez y en 1959, el Gobierno decidió suspender las operaciones de explotación minera. La mina produjo 678 millones de onzas de plata, 200 mil toneladas de plomo y 200 mil toneladas de zinc, de acuerdo con un cálculo del Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas. La producción provino principalmente de la rica veta Tajo, que tiene una longitud mayor a los 2.5 kilómetros y una profundidad de más de 1.000 metros.

En el megaproyecto, reiniciado a principios de este siglo, intervinieron antes de Prophecy las empresas Apex Silver Limited, Golden Minerals Company y Apogee Silver.

Fuente: Los Tiempos

(Visited 80 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más