Empresas chinas dominan inversiones en litio en América Latina

Imagen referencial | Crédito: Pixabay

Las inversiones en cadenas de valor de minerales esenciales en regiones como África y América Latina otorgan a China un importante control sobre las cadenas de suministro de minerales clave utilizados para producir tecnologías de energía limpia, como litio, cobalto, cobre y tierras raras.

Un informe del Congreso estadounidense destaca ese control, que incluye activos en México.

Para acceder a los yacimientos minerales de los países en desarrollo, las empresas estatales chinas han adquirido participaciones en minas de todo el mundo y han invertido en exploración minera, operaciones de procesamiento y refinado e infraestructuras de transporte.

Las inversiones de China en la minería y el refinado de litio a nivel mundial están bien documentadas, con inversiones de este tipo en México, así como en el “Triángulo del Litio” de América Latina, que abarca Argentina, Bolivia y Chile.

Lee también ► Bolivia recurre al gigante chino CATL para desarrollar riquezas de litio

En agosto de 2022, la empresa china Ganfeng Lithium pagó aproximadamente 253 millones de dólares para completar su adquisición de la empresa británica Bacanora Lithium, que actualmente está construyendo la mina de litio más grande del mundo (8.8 millones de toneladas métricas) en el desierto mexicano de Sonora.

En 2022, Ganfeng también gastó 962 millones de dólares para adquirir la empresa argentina Lithea, que posee los derechos de dos lagos salados de litio en Argentina.

Las empresas chinas adquirieron alrededor de 6.4 millones de toneladas métricas de reservas y recursos de litio en 2021, casi tanto como la cantidad adquirida por todas las empresas el año anterior.

Las empresas chinas también han superado a las empresas estadounidenses en este espacio, ya que invirtieron aproximadamente 4300 millones de dólares en activos mineros de litio entre 2018 y el primer semestre de 2021, en comparación con los 1400 millones de dólares invertidos por las empresas estadounidenses.

Los bancos políticos chinos como el Banco de Desarrollo de China y el Banco de Exportaciones e Importaciones de China (China EXIM), apoyan aún más la estrategia minera de China financiando las inversiones de las empresas estatales en todo el mundo.

En 2007, China EXIM proporcionó al menos 6000 millones de dólares en financiación para que Sinohydro y China Railway Group llevaran a cabo proyectos de infraestructuras y minería en la República Democrática del Congo (RDC) a cambio de la propiedad de 68% de una de las mayores minas de cobre y cobalto de África.

Al centrarse específicamente en operaciones mineras con problemas de deuda en la RDC, las empresas chinas pudieron adquirir la propiedad o participaciones financieras en 15 de las 19 minas de cobalto del país para 2020.

Lee también ► Argentina elimina un beneficio a las empresas que exportan litio

En paralelo, el papel de China como centro mundial de refinado y procesamiento de materias primas es un componente clave de su influencia sobre las cadenas de suministro de minerales críticos.

Los procesos de refinado de minerales pretenden aislar y concentrar los subproductos para aumentar la pureza del mineral, generando a menudo residuos tóxicos perjudiciales para el medio ambiente

Aunque Estados Unidos fue en su día el principal proveedor mundial de minerales de tierras raras, la presión medioambiental y los salarios más bajos desplazaron la industria a China, que ahora controla alrededor de 85% del procesamiento mundial de tierras raras.

La mayoría de los principales mineros de tierras raras los envían a China para su refinado.

Fuente: El Economista

(Visited 20 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más