Caterpillar, clave en la innovación en la mina Cerro Lindo

La mina peruana tiene los primeros cargadores Caterpillar R2900G presentes en Suramérica y ha logrado altos niveles de productividad y manejo de recursos escasos, como el agua.

Un R2900G transporta más de 17 toneladas de mineral denso.
Vagonetas del cargador Caterpillar R2900G en el área de carga.

La mina polimetálica subterránea Cerro Lindo, de la Compañía Minera Milpo S.A.A., es el escenario de numerosas innovaciones en la industria minera sudamericana. Para enfrentar el desafío de la escasez de agua en el entorno de la unidad minera, ubicada en el departamento de Ica, al sur de Lima, la empresa construyó una planta de desalinización de 36 litros por segundo para suministrar agua dulce desde el mar hasta aproximadamente 60 kilómetros de distancia.

Para conservar este valioso recurso, la compañía construyó dos plantas de tratamiento de relave, que extraen más del 90% del agua que presenta. Más de la mitad del relave semiseco es mezclado con una pequeña cantidad de cemento y cenizas de fundición, para luego ser bombeado a la mina como relleno en pasta y garantizar la estabilidad del macizo rocoso. El relave semiseco restante es derivado a un depósito de residuos, con cero vertimiento de efluentes en la cuenca cercana a la mina. Se trata de un enfoque innovador, que reduce el impacto en el medioambiente y a la vez mejora la seguridad de los mineros.

Dada la necesidad de aumentar rápidamente la producción de esta mina mediana, la empresa adquirió y puso en operación los cargadores subterráneos Caterpillar R2900G. Estos equipos de grandes dimensiones, los primeros R2900G en Sudamérica, son capaces de cargar y transportar 17,2 toneladas métricas en su cucharón. Los cargadores de gran tamaño parecen estar destinados a marcar una tendencia de uso en las minas medianas, donde las unidades de 10 toneladas métricas de capacidad han sido el estándar hasta ahora.

Un R2900G transporta más de 17 toneladas de mineral denso.
Un R2900G transporta más de 17 toneladas de mineral denso.

Estas iniciativas innovadoras para resolver problemas nacieron en la empresa con base en Lima. “Cerro Lindo es un proyecto peruano”, comenta Germán Arce, gerente general de la unidad minera. “La mina fue diseñada por peruanos para peruanos. Y estoy orgulloso de decir que tenemos una mina segura, productiva y que ejerce un impacto mínimo en el medioambiente”.

La operación minera, que emplea el método de minado por derrumbe de bloques por subniveles, comenzó oficialmente su producción en julio de 2007 con el uso de tres cargadores Caterpillar R1600G, que en principio se utilizaron para trabajos de desarrollo, y dos cargadores Caterpillar R2900G, que se agregaron a la flota.

Cerro Lindo produce actualmente 5.400 toneladas de mineral por día y apunta a una producción de 10.000 toneladas diarias para fines del año próximo.

Lo que quizás resulte más sorprendente es el hecho de que la mina sea rentable desde el comienzo, aun con una concentración de mineral relativamente baja, gracias a que los costos de producción del mineral son muy competitivos, lo que se suma al uso de equipos eficientes, avanzada tecnología y personal capacitado, entre otros factores. El depósito de sulfuro masivo volcanogénico contiene aproximadamente 5,2 por ciento de zinc, 0,8 por ciento de cobre, 0,6 por ciento de plomo y 36,1 gramos por tonelada de plata. Debido a que los geólogos buscan aumentar la base de reservas, la exploración vía perforación por sondeo continúa. El depósito promete desde ya una vida aproximada de 20 años.

Un sistema de cintas transportadoras lleva mineral desde la trituradora bajo tierra hasta el molino.
Un sistema de cintas transportadoras lleva mineral desde la trituradora bajo tierra hasta el molino.

Arce atribuye el éxito a una fuerza laboral sólida. Milpo emplea a más de 300 personas en la operación de la mina. “Nuestra filosofía es la del compromiso”, afirma. “Los trabajadores son personas dedicadas al trabajo sin riesgos. No ha habido ningún accidente en la mina durante el último año. Celebramos ese logro con nuestros trabajadores”.

Las ruedas grandes siguen girando

Los gerentes de Cerro Lindo analizaron cuidadosamente las especificaciones de los cargadores R2900G antes de poner el plan en marcha. El contar con un túnel de acceso con una sección de 5 por 4 metros permitió tomar la decisión de producir con las máquinas de gran tamaño.

“Los cargadores de gran tamaño poseen la potencia hidráulica y la fuerza de penetración en la pila de mineral necesarias para llenar el cucharón rápidamente”, comenta Carlos Barrena, gerente de operaciones de Cerro Lindo. “El R2900G carga un camión de 35 toneladas en dos pasadas, y el ancho del cucharón coincide con la longitud de la tolva o caja del camión. El resultado es un tiempo de carga muy reducido”.

Cerro Lindo emplea contratistas para realizar todo el proceso de transporte en la mina: desde el mineral y los concentrados hasta el personal. Los camiones que trasladan mineral desde los puntos de carga hasta la trituradora principal tienen una capacidad de 35 toneladas. Diez de dichos camiones operan en la mina. Una bondad del diseño del transporte en la mina es haber instalado la trituradora bajo tierra, lo cual minimiza las distancias recorridas por los camiones. El mineral triturado es conducido por una serie de cintas transportadoras, en una distancia de 2 kilómetros, hasta el molino de la planta concentradora.

“Por supuesto que usar cargadores de gran tamaño significa que necesitamos menos máquinas para obtener la producción necesaria”, continúa Barrena. “Toda la operación minera resulta menos compleja y no se necesitan tantas personas trabajando directamente en ella. Asimismo, se genera mano de obra especializada, con personal de apoyo mecánico, eléctrico, hidráulico y electrónico”.

(Visited 1.280 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más