Maricunga será el próximo round de la lucha por el litio en Chile

El yacimiento de Maricunga, en Chile, se convertirá en el próximo escenario de disputa por el litio. A unos 740 kilómetros al noreste de la capital chilena, el depósito tendría un potencial “prometedor” y serviría como entrada al negocio de la estatal chilena Codelco.

Sin embargo, la incursión de Codelco no será fácil, ya que deberá enfrentar a Salar Blanco, una asociación entre un empresario local, la australiana Lithium Power International y la canadiense Bearing Lithium que buscan explotar sus derechos en ese depósito.

Cabe destacar que la primera batalla local por el litio la protagonizó SQM, que aseguró su permanencia en el vital Atacama tras un agrio conflicto con el Estado. Por su parte, Albemarle logró en medio de la polémica ampliar su cuota de extracción.

Pero en Maricunga debido a su menor tamaño y desafíos ambientales, los expertos no recomiendan que operen dos proyectos a la vez. Chile ya otorgó a Codelco un Contrato Especial de Operación del Litio (CEOL) y aún no al pequeño competidor Salar Blanco, quien ha impugnado judicialmente el CEOL de Codelco y ha defendido trabajos de exploración previos en el yacimiento. Esto ha obligado a Codelco a poner pausa en sus planes, así como la búsqueda de un socio.

Con 145 kilómetros cuadrados, comparados con los 3.000 kilómetros cuadrados de Atacama, Codelco cuenta con un permiso de explotación por 30 años para extraer 88.885 toneladas métricas de Litio Metálico Equivalente en Maricunga.

En este escenario, Martin Holland, presidente ejecutivo de Lithium Power International (LPI) afirma que Codelco quiere sumar las pertenencias de terceros a su proyecto porque sus terrenos no son los mejores. La parte de la estatal es poco atractiva y Salar Blanco tiene un avance de 5-6 años en su proyecto.

“Cuando decidimos no participar, cambiaron la licitación y dijeron que quien gane debe adquirir al menos 2.000 hectáreas de tierra en Maricunga, porque saben que su proyecto, sus pertenencias no están en el área correcta”, dijo el ejecutivo.

Así, la explotación de Maricunga podría retrasarse no solamente por el juicio entre Codelco y Salar Blanco, sino por la demanda de dinero para avanzar en una remota zona, en la Cordillera de Los Andes. Pese a ello, LPI espera continuar con su desarrollo.

Fuente: Reuters

(Visited 56 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más