La mina más antigua de América se encuentra sumergida en México

Imagen: Cindaq

La mina más antigua de América se encuentra en Quintana Roo , estado mexicano ubicado en la península de Yucatán.

Investigadores del Centro Investigador del Sistema Acuífero de Quintana Roo (Cindaq), así como de las universidades de Missouri, MacMaster, de California y de Arkansas descubrieron una mina de ocre de entre 12.000 y 13.000 años de antigüedad.

El hallazgo se hizo como parte del proyecto “La Mina” y los resultados fueron dados a conocer en el artículo Minas de ocre paleoindias en las cuevas sumergidas de la península de Yucatán.

Como parte del proyecto se analizaron tres sistemas de cuevas ahora sumergidos bajo el agua a lo largo de la costa este de Quintana Roo : Camilo Mina , Monkey Dust y Sagitario , incluida la sección llamada La Mina , que “contienen evidencia de prospección y extracción de ocre”.

Lee también: Lundin Gold ofrece perspectivas para 2020 de mina Fruta del Norte

La mayor parte del estudio se hizo en Sagitario y la sección La Mina , que es donde está “la evidencia más rica”; sin embargo, señalaron que “Camilo Mina y Monkey Dust también demuestran características de prospección y extracción de ocre, consistentes con las observadas en Sagitario, y son objeto de futuros estudios”.

Además del ocre, los investigadores encontraron restos de carbón y tierra “enrojecida por el fuego a lo largo del piso en las entradas de la cueva Sagitario y La Mina”, porque la gente no pudo haber trabajado en un zona oscura, por lo que utilizaron fuego para iluminar.

Presencia de hombres prehistóricos

En el proyecto participaron los espeleobuzos Fred Devos y Sam Meacham , codirectores del Cindaq , quienes explicaron que durante sus primeros recorridos en el sistema subterráneo, en 2017, notaron la existencia de estalactitas y estalagmitas rotas por la mitad, así como piedras acomodadas en pequeños montículos triangulares, los cuales no habrían podido formarse naturalmente.

“El paisaje en esta cueva está notablemente alterado, lo que nos lleva a pensar que los hombres prehistóricos extrajeron toneladas de ocre de ella, quizá, viéndose en la necesidad de prender fogatas para iluminar su espacio”, apunta Fred Devos.

Fuente: El Universal

(Visited 104 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más