Correas con menos paradas en Sierra Gorda

En el año 2021, minera Sierra Gorda detectó problemas con sus cintas transportadoras, que generaban interrupciones en el proceso productivo normal. Aplicando ingeniería y soluciones locales con mano de obra propia, la empresa logró disminuir paradas no deseadas.

Sierra Gorda Sociedad Contractual Minera, es una sociedad cuyo giro principal es la explotación, extracción, tratamiento, beneficio y comercialización de productos mineros, siendo su principal activo el proyecto minero Sierra Gorda. El mismo se encuentra en el Desierto de Atacama en el Norte de Chile, aproximadamente a 140 km al noreste de la ciudad de Antofagasta, en la comuna de Sierra Gorda, Región de Antofagasta y a 60 km al suroeste de la ciudad de Calama, Chile.

En el sector Mina-Planta Catabela Sierra Gorda, a 4.5 km al noroeste del poblado de Sierra Gorda, se ubican las principales instalaciones de explotación y beneficio de minerales, tales como rajos (Catabela y Salvadora), botaderos de estériles, área de procesos sulfuros (chancado, molienda, flotación, espesado, concentrado) y depósito de relaves espesados, entre otras áreas.

“En minera Sierra Gorda SCM, contamos con 8 correas transportadoras desde la CV110 hasta la CV170, siendo las más importantes desde la CV150 hasta la CV170, debido a que tienen un alto impacto en Molienda, es decir, si fallan detienen el proceso productivo”, comentó a Revista Minería Pan-Americana Walter Paz, gerente de Mantención y Proyectos en minera Sierra Gorda.

Lee también ► Voladuras y explosivos: Cuestión de seguridad

El problema

Las correas transportadoras presentan dispositivos de seguridad hacia las personas, como son los pull cord (paradas de emergencia), estos van dispuestos a un costado de la cinta y están distribuidos a lo largo de toda la cinta. En ellos existen dos anillos de seguridad, uno que es por comunicaciones y llega al centro de control y otro que es redundante y que solo es por cableado duro y va entrelazado entre todos los pull cord. Es justamente en este anillo donde se producen los fallos. “Ocurre que a veces, por diversos motivos, este anillo de seguridad falla y la detección del fallo toma muchísimo tiempo, debido a que carece de un sistema de identificación”, comenta Walter Paz.

Propuesta/solución

La propuesta fue la de cambiar el diseño de la arquitectura actual de este anillo duro para las paradas de emergencia. El objetivo fue agrupar este cableado duro en no más de 5 dispositivos a lo largo de la cinta para identificar de manera más rápida cuál de ellos representa el fallo y la detención de la cinta transportadora. La inversión inicial del proyecto fue de USD 110 000.

En el año 2021, la correa CV150 estuvo detenida lo equivalente a 3,85 horas con 6 eventos imputados. En el año 2022, la correa CV150 estuvo el equivalente a 0,7417 horas detenida, con tan solo un evento imputado, “lo que representa una reducción de 81% cuantificada en USD 547 061, cifra que hubiésemos perdido de no haber ejecutado este proyecto en la correa”, comenta Walter Paz de Sierra Gorda.

Implementación

La solución fue diseñada e implementada por el equipo de confiabilidad de SGSCM, previa consulta a proveedores expertos que dieron su visión y ayudaron en su implementación. “El trabajo principal desarrollado se realizó acorde a nuestros valores de austeridad y enfoque en los resultados”, detalla Walter Paz.

Arquitectura

La solución implementada consta de una arquitectura en base a segmentaciones a lo largo de la cinta transportadora, que permite agrupar no más de cinco pull cord, con la finalidad de poder reducir los dispositivos y disminuir los tiempos de reparación para cuando ocurra una falla en el anillo duro y detención de la correa.

“Estas segmentaciones contienen cada una de ellas, una caja de control instalada a un costado y a lo largo de la correa, esta caja viene acompañada de una baliza que es la encargada de avisar donde se produjo la falla, destellando de manera que sea visible para el operador y le avise que el fallo está en tal o cual lado, ayudando a la identificación rápida de la falla”, prosigue el ejecutivo de Sierra Gorda.

Lee también ► La tecnología de Tomra se instalará en la planta de clasificación de litio más grande del mundo

Resumen cuantificación fallas

De acuerdo con Walter Paz, “este valor representa lo que hubiésemos perdido durante el año 2022 en curso, de no implementar este proyecto. La reducción de detenciones en las correas segmentadas alcanzó el 80%, lo que significa que antes de realizar las segmentaciones teníamos una falla de este anillo duro cada 525 horas a lo largo del año calendario y cada reparación tomaba un tiempo de 34 minutos, con la segmentación, tenemos una falla del anillo duro cada 2.627 horas y el tiempo de reparación toma 21 minutos”.

Para lograrlo, se aumentó el MTBF (tiempo medio entre fallas) y se disminuyó el MTTR (que representa el tiempo de medio de reparación), lo cual es ideal cuando se implementan proyectos de mejora, aumentando la disponibilidad de los equipos.

 

(Visited 211 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más