Buenos tiempos

Los buenos tiempos para la minería latinoamericana parecen estar muy cerca. Ya están quedando atrás los efectos de la gran crisis financiera global de los últimos años, que puso de rodillas a la economía global y cerró las fuentes de financiación de sectores como el de la minería, especialmente en países emergentes como los de América Latina.

En los últimos meses solo se escuchan proyecciones positivas sobre la minería. El Centro de Estudios del Cobre y la Minería de Chile (CESCO) proyecta, por ejemplo, que en los próximos años algunos países de América Latina experimentarán un auge de inversión en minería que generaría, por lo menos, entre US$20.000 y US$60.000 millones en inversiones directas en países como Chile, Perú y Colombia.

Metals Economics Group (MEG), una firma de investigación de Canadá coincide con CESCO en las perspectivas positivas de América Latina y agrega que la razón principal de los buenos augurios de la minería global tiene que ver con la recuperación de los precios de los metales, los cuales se han recuperado porque la demanda de recursos naturales de China, India y otras economías, sigue creciendo a tasas muy saludables.

En algunos países como Colombia, la posibilidad de un auge minero está generando preocupación entre economistas y autoridades porque temen que el exceso de capital extranjero y de divisas por producción minera en el futuro puedan desequilibrar la economía con exceso de apreciación de la moneda local, como efecto nocivo. Ojalá que América Latina siga con  este tipo de “problemas” ligados a los auges económicos.


Jaime Mejía,
editor en jefe

(Visited 41 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más