Sandvik introduce equipos rotativos de superficie

Sandvik ha dado un salto tecnológico a través de una nueva generación de equipos rotativos de superficie como el DR412i, la primera de las perforadoras controladas a distancia.

En ellas la compañía sueca ha integrado tecnología como el carguío de las mallas de perforación, el monitoreo de las condiciones del equipo, hasta la operación a distancia en la que hasta tres equipos pueden ser controlados por un operador.

En su búsqueda de innovación y eficiencia, “las perforadoras Sandvik están diseñadas para todo tipo de aplicaciones que se requieren en la industria minera. Su diseño de cabezal de rotación, grupo de potencia, tren de rodaje, sistemas para ahorrar combustible y cadenas de alimentación, entregan todo lo  necesario para asegurar una mejor disponibilidad mecánica y rendimiento de producción posible en las condiciones mineras más extremas”, señala a revista Minería Pan-Americana Harry Ward, Business Line Manager Surface Rotary Drilling de Sandvik Mining and Rock Technology.

Hoy la compañía cuenta con equipos trabajando con éxito en temperaturas de -40°C en minas de Rusia y Canadá, en Chile y Argentina en minas sobre los 4.500 metros sobre el nivel del mar, y en Australia perforando en temperaturas que sobrepasan los 50°C.

Mayor productividad

Las perforadoras rotativas de Sandvik en general son las más robustas de su clase, más pesadas y con una mayor fuerza tanto “pulldown” como de “rotación”. Eso se refleja en su productividad y potencial de vida útil.

De acuerdo lo explica el ejecutivo de Sandvik, “tenemos ejemplos en Chile de máquinas que tienen más de 100 mil horas y siguen operando con las mismas prestaciones de una máquina nueva. Sandvik asegura sus diseños y fabrica cada máquina para mantener estas características, no solo las perforadoras de líneas más antiguas, sino también los modelos más recientes, como por ejemplo las nuevas iSeries. Son máquinas inteligentes y adecuadas a las condiciones extremas de la minería en Chile”, comenta.

Y es que uno de los objetivos de la compañía es lograr una mayor productividad, en base al diseño de los equipos más robusto, con menores costos y más seguridad para los operadores. Combinando todos estos factores es que se desarrolló la nueva serie DR412i.

Entre las cualidades del equipo destaca su sistema para ahorrar combustible. “Funciona desconectando el compresor del motor cuando no se está perforando, de esta manera permite no solo reducir el uso de combustible, sino también extender la vida de los componentes mayores de las máquinas además de controlar mejor el flujo de aire, aumentando la calidad de perforación”, detalla Ward.

“Otra innovación que hemos desarrollado con nuestros equipos incluye una llave de torque en la plataforma de perforación, esto es una llave que trabaja en conjunto con la llave caimana, y su propósito es ayudar y dar más fuerza en el quiebre de las roscas de las barras y brocas cuando es necesario el cambio de ellas”, apunta el ejecutivo.

Como lo señala Harry Ward, “todas las minas son diferentes, cada una tiene su propia historia. Es por eso que nos adaptamos a las necesidades de nuestros clientes, implementando esta tecnología que permite operar entre dos a tres equipos por estación de trabajo, pudiendo ser automatizada en un 100% (sin intervención del operador) o por fases, de acuerdo el cliente lo requiera, tanto para minas nuevas como para faenas existentes”.

La experiencia que Sandvik tiene en Chile en la aplicación de automatización subterránea es avanzada, lo que también se traduce para la minería en superficie. “Tenemos ejemplos de perforación remota trabajando con éxito en Finlandia, Botswana y Canadá, en todos estos casos las perforadoras estaban operando desde un centro de control a distancia. En Chile, tenemos experiencia en operación remota en carguío subterráneo hace más de una década, específicamente en El Teniente”, concluye el ejecutivo de Sandvik.

Plataformas tecnológicas

Sandvik también cuenta con una gama de tecnologías en automatización y digitalización, como por ejemplo el monitoreo de equipo, tanto de los pozos perforados como el diagnóstico completo de los sistemas de la máquina. “Usando este análisis se puede mejorar el  mantenimiento de la perforadora porque se puede definir con más facilidad, si hay un problema, donde está, y de qué tipo”, comenta Ward.

También se está desarrollando el Sandvik AutoDrilling, sistema donde la máquina puede perforar a una elevación sin intervención del operador, cambiando los parámetros de perforación automáticamente según las condiciones de roca. Estas tecnologías se vinculan también con las plataformas de gestión de información SanRemo, OptiMine y AutoMine.

(Visited 170 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más