Mina Oxidos Encuentro obtiene alta pureza

En sus ocho años de vida útil, Óxidos Encuentro aportará en promedio 43.500 toneladas de cobre cada año. En las instalaciones de Minera Centinela se producirán cátodos de cobre de alta pureza.

Mina Encuentro es un depósito de minerales oxidados y sulfuros de cobre ubicado a 33 km al este de la localidad de Sierra Gorda, Provincia de Antofagasta, Chile y a 2.320 m.s.n.m., perteneciente a Minera Centinela, del Grupo Antofagasta Minerals (AMSA).

Debido al agotamiento de los recursos de óxidos que hoy se extraen desde el rajo Tesoro y, por lo tanto, para mantener la capacidad de procesamiento de la línea de óxidos de Minera Centinela, específicamente de la planta hidrometalurgia, se desarrolló el proyecto Óxidos Encuentro (OXE), que corresponde “a la explotación en mina a rajo abierto de los minerales oxidados de mina Encuentro, que son procesados a través de un sistema de chancado primario, secundario y terciario en circuito abierto para posteriormente pasar a un procedimiento de aglomeración en tambor rotatorio y lixiviación en pilas dinámicas, utilizando agua de mar y ácido sulfúrico como reactivo lixiviante”, explicó Andrés Hevia, gerente general de Minera Centinela.

Las soluciones ricas en cobre resultante de este proceso son enviadas a la Planta de SX-EW de Minera Centinela, distante 17 km de las instalaciones de OXE, para producir finalmente cátodos de cobre de alta pureza. 

La iniciativa consideró -con una inversión cercana a los US$670 millones- la operación del rajo Encuentro, una planta de chancado, más lixiviación en pilas. En sus ocho años de vida útil proyectada, Óxidos Encuentro aportará en promedio 43.500 toneladas de cobre cada año, lo que contribuirá a la producción total de Minera Centinela.

Chancado y pilas

La explotación de Mina Encuentro requirió de un pre-stripping de 70 millones de toneladas de mineral estéril, la mina se explota a razón de 10 millones de toneladas de mineral con una razón Estéril/Mineral promedio de 3. Durante su vida útil (actualmente hasta el año 2030) se producirán aproximadamente 430 mil toneladas de cátodos de cobre de alta pureza. “Uno de los principales desafíos enfrentados durante la etapa de construcción fue el de haber liderado la fase de Ingeniería y Construcción con un Equipo de Proyectos AMSA, lo cual requirió formar un Equipo de Profesionales de alto nivel que pudiera administrar, controlar y ejecutar los diferentes contratos de construcción, a través de los cuales se materializó el Proyecto”, comenta Andrés Hevia.

A nivel de equipamiento, la planta de procesamiento de los minerales de OXE, contempla un chancador primario de mandíbulas, el más grande en su tipo a nivel mundial, 6 chancadores del tipo giratorio, junto a 6 harneros de doble deck, todos estos equipos configurados en tres etapas de chancado operando en circuito abierto.

La planta de chancado fue diseñada para procesar 27.500 ton/día. Se suman a los equipos anteriores, 14 correas transportadoras STM, 13 alimentadores de correa RBL, junto a un tambor aglomerador. El sistema de apilamiento cuenta con una correa overland de 1200 m de largo, 16 correas móviles, un puente y un apilador. Finalmente, la descarga de las pilas es realizada por camiones, a través de un servicio externalizado.

Otro de los desafíos de la obra lo constituyó la plataforma de lixiviación, que tiene una superficie de 50 hectáreas, superficie que fue preparada mecánicamente y compactada para posteriormente impermeabilizarla con lámina HDPE.

El sistema de riego de estas pilas dinámicas es controlado a distancia a través de un sistema automático de riego que opera el sistema de válvulas mediante señales inalámbricas (WI-FI), lo que permite administrar el regadío de las pilas en forma automática, con los consiguientes beneficios de seguridad y salud, debido a que disminuye la exposición de personas a soluciones ácidas.

Los sistemas de drenaje de la pila dinámica conducen las soluciones ricas en cobre a la piscina de PLS y desde ahí las soluciones son bombeadas a través de una cañería de acero de 24 pulgadas de diámetro, revestida interiormente en HDPE, cuya longitud es de 17 kilómetros, la que transporta la solución de cobre para su procesamiento en la actual planta SX-EW de Centinela.

Los ductos de transporte de soluciones desde Encuentro a Centinela Óxidos (PlS) y de Minera Centinela Óxidos a OXE tiene una longitud de 17 km y un diámetro de 24 pulgadas en acero revestido interiormente a través de la inserción de una tubería de HDPE, “con esto se logra proteger la tubería de acero de la corrosión al evitar el contacto con soluciones ácidas. Cada sistema de bombeo tiene una capacidad nominal de 1.530 m³ por hora”, detalla el ejecutivo de Centinela.

La tubería propiamente tal es de acero revestido interiormente por un liner de HDPE y exteriormente con una capa protectora que recubre su totalidad. “Ambas tuberías están enterradas a 1,70 m y dispuestas con uniones apernadas cada 600 m aproximadamente, dependiendo de la configuración del terreno. Cada unión está dentro de una cámara de acero para permitir revisar la integridad de la unión y examinar si existe problema con el revestimiento interior destapando los tapones de inspección”, complementa Andrés Hevia.

Planta SX

Sin duda un desafío importante fue el acondicionar la planta de SX para recibir la solución de PLS proveniente de OXE. “Esto se tuvo que realizar sin bajar la producción de la planta y con detenciones mínimas y programadas, para ello se levantó todo el trabajo en 3D de tal manera de acondicionar las interferencias antes de las detenciones, esto permitió trabajar siempre a ganador”, puntualiza Andrés Hevia.

Dentro de las obras construidas se cuenta con dos salas eléctricas, una piscina de refino, dos estanques de lavado de solución orgánica, la extensión del sistema contra incendio y modificación del sistema de tratamiento de flujo de Serie de la planta a un sistema de tratamiento Serie – Paralelo.

La operación de OXE fue concebida generando el máximo de sinergias con la existente Planta de Óxidos de Centinela (ex El Tesoro). Dentro de las principales están el uso compartido de la Planta de SX-EW en donde se producen los cátodos de cobre de alta pureza, el uso del ducto de agua de mar con Centinela Sulfuro desde su captación en el mar hasta Minera Centinela, la administración de las Operaciones con sus sistemas de logística, abastecimiento y de recursos humanos. “Dentro de estas sinergias sin lugar a dudas destaca el haber podido capturar el expertise en la Operación de Plantas de lixiviación de cobre de parte de Centinela Óxidos”, explica el máximo ejecutivo de Centinela. 

Agua de mar

La operación contempla el uso de agua de mar en prácticamente todos sus procesos y sólo se utiliza agua desalinizada en la operación de control de polvo de la Planta de chancado (menos del 5% del consumo total) y agua potabilizada principalmente para servicios de las personas.

OXE utiliza agua de mar en su proceso de lixiviación, considera 134 l/s aportado por el SIAM (Sistema de Impulsión de Agua de Mar). Sumado a ello se construyó una planta de Osmosis Inversa para desalinizar agua de mar para el consumo del sistema supresor de polvo de la planta de chancado y el consumo de servicio humano, mientras que el agua de rechazo es enviada a una piscina de 5.000 m³ utilizada para el regadío de los caminos.

(Visited 63 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más