Furukawa Rock Drill Latinoamérica amplía su foco en la Región

En la actualidad FRD exporta sus productos a más de 100 países alrededor del mundo, estableciendo subsidiarias y oficinas de ventas. En Latinoamérica su crecimiento se ha visto potenciado con la introducción de nuevas gamas de equipos y accesorios, junto con el incipiente dinamismo que ha experimentado el sector minero y de infraestructura.

Con casi 150 años de trayectoria en el mercado de máquinas perforadoras hidráulicas y neumáticas y de los martillos hidráulicos, la empresa japonesa FRD Furukawa, desde fines de 2008 apostó por Latinoamérica como plataforma para posicionar su equipamiento.

Al cumplir casi una década en la región, Furukawa Rock Drill Latinoamérica (FRD LA) renueva su oferta de equipos y accesorios para el mercado de la construcción y minería. Como lo señala José Luis Álvarez de Soto, presidente de FRD LA,  “estamos en nuestro décimo año de presencia formal en Latinoamérica, en que hemos ido introduciendo gradualmente nuestra gama de productos, empezamos con martillos hidráulicos y perforadoras hidráulicas de superficie, y a fines del 2016 iniciamos la introducción de equipos para minería subterránea”.

Actualmente, el grupo cuenta con distribuidores de ventas y servicios en Panamá, Chile, Colombia, Perú, Venezuela, Bolivia, Brasil, Uruguay, Paraguay, Argentina y Ecuador. Cabe destacar que en Panamá funciona el Centro de Operaciones y Distribución para la región, lugar estratégico que facilita la disminución en tiempos de respuesta para satisfacer las necesidades de los clientes.

Desde la llegada de FRD Furukawa a Panamá, su participación en la región se ha visto potenciada con nuevos proyectos de infraestructura y minería a nivel regional que se han desarrollado. Si bien FRD Furukawa es pionera en el desarrollo de martillos hidráulicos, hoy su portafolio contempla equipos de perforación, tanto para minería subterránea y en superficie, en conjunto con aceros de perforación, entre otros aditamentos. 

“Empezamos con jumbos de uno y dos brazos para minería. Hoy tenemos unidades de este tipo trabajando en Chile y Perú. Conjuntamente, en el 2017 introducimos jumbos para obras civiles en Colombia, específicamente en el proyecto 4G de las Autopistas para la Prosperidad, en el tramo comprendido entre Bogotá-Villavicencio, donde estamos trabajando con siete unidades de jumbos de 2 y tres brazos (modelos JTH2100, JTH3200 y JTH2RS), los que han logrado resultados satisfactorios en los ciclos de avance de los túneles, a pesar de las difíciles condiciones geológicas de la obra”, comenta Álvarez de Soto. A este respecto, Eduard Restrepo, jefe de la división Subterránea de FRD Latinoamérica, señala que “el proyecto en el que estamos trabajando, con siete jumbos de perforación subterránea, es parte de la doble calzada Bogotá- Villavicencio con un total de 85 km, de los cuales estamos en los últimos 23 km, en el tramo Chirajara-Fundadores. Este tramo contempla siete túneles viales de diferentes longitudes que unidos suman 12 km. Son túneles doble vía, con áreas que van entre los 90 y 110 m², de los cuales hay seis en construcción y un séptimo que aún no se ha empezado porque se deben ejecutar puentes de acceso, tanto a la entrada como a la salida del túnel”.

El mayor desafío constructivo del proyecto ha estado marcado por el tipo de geología, que ha impuesto grandes desafíos a los equipos FRD. “Por las condiciones del terreno, en estos 23 km las características de la roca cambian casi metro a metro. La concesionaria Vial Andina (Coviandina) se ha encontrado con rocas tipo 5 y con bastante presencia de agua, lo que no permite ejecutar avances y ciclos de perforación muy largos. A pesar de ello, y de acuerdo a la clasificación del macizo, hay túneles en lo que hemos avanzado 50 cm por ciclo de avance, tenemos otros frentes donde se avanza entre 60 y 70 cm, mientras que en el túnel 1, las condiciones de las rocas han sido óptimas, permitiendo avanzar hasta 2,5 metros por ciclo de perforación”, comenta Restrepo.

Dentro del proceso de ampliación de su oferta en Latinoamérica, la firma japonesa inició la comercialización de su línea de herramientas de perforación de roca, “accesorios que solo estábamos promoviendo en Asia, ahora lo estamos introduciendo en América, tales como barras, brocas para máquinas de superficie y  jumbos, anclajes para túneles, sistemas de enfilaje tipo paraguas para túneles, entre otros accesorios”, detalla el ejecutivo de FRD LA.

“La intención de ampliar nuestra oferta con la línea de accesorios de perforación, es de poder darle al cliente un servicio más integral, acompañarlo en la operación, no solamente vender el producto, sino convertirnos en un partner estratégico”,dijo el ejecutivo.

Repunte regional

Dentro de su plan de negocios la empresa continuará con la expansión de sus equipos a nivel regional, en particular los de minería subterránea. “En la actualidad estamos trabajando con clientes en Ecuador y Argentina, para ir progresivamente ampliando nuestra presencia en la Región”, comenta José Luis Álvarez de Soto.

Este 2018 el grupo está apostando por Ecuador, para ello “nombramos un nuevo distribuidor en este país, la empresa Dynamaq, logrando los primeros resultados. Tenemos máquinas trabajando en el proyecto minero Libertador (del concesionario Ecuacorrientes), entre otros clientes potenciales con muy buenas perspectivas”. 

Destaca el presidente de FRD Latinoamérica que la recuperación económica comenzó primero en Argentina, luego de la transición de gobierno en que hubo una sutil explosión económica, “lo que provocó que en 2017 el país trasandino fuese nuestro principal mercado junto con Colombia, debido al proyecto 4G”.

Tecnologías

La línea de equipos de perforación subterráneos contempla un diseño exclusivo en base a canastillas laterales, que permiten hacer tareas o trabajos auxiliares de manera simultánea con la perforación. “Este es un diseño propio de la compañía, ya que a través de dichas canastillas pueden ejecutarse trabajos auxiliares para entibaje, inyección, apernado, para izaje de material, entre otras labores subterráneas”, detalla Eduard Restrepo.

El sistema DDS (Dual Damper System), consiste en una doble amortiguación en el drifter (componente del equipo de perforación), que absorbe el retorno de las ondas de choque y mantiene la broca firmemente posicionada contra la roca. 

(Visited 54 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más