Vale anuncia briqueta verde que reduce las emisiones de CO2

El nuevo producto puede reemplazar la sinterización, una etapa intensiva en carbón, reduciendo así las emisiones de gases y partículas. /Foto: Cortesía de Vale.

Vale anunció la semana pasada, durante una reunión virtual con analistas de mercado, un nuevo producto que lleva casi 20 años en desarrollo y que podrá reducir hasta en un 10% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) durante el proceso de producción de sus clientes siderúrgicos.

La “briqueta verde” está hecha de mineral de hierro y una solución tecnológica aglomerante, que se puede obtener con el uso de arena proporcionada por el tratamiento de relaves mineros, y es capaz de resistir temperaturas elevadas de alto horno sin desintegrarse.

Lee también→ Nueva pala hidráulica Cat 6040 construida para aumentar la vida útil

Este producto permite a las siderúrgicas reducir su dependencia de la sinterización, que requiere el uso intensivo de carbón calentado a una temperatura de 1300°C. En su elaboración no hay quemado, sino un proceso de secado a una temperatura entre 200 y 250° C, requiriendo menos energía. El producto también reduce las emisiones de partículas y gases como el dióxido de azufre (SOX) y el óxido de nitrógeno (NOX), además de eliminar el uso de agua en su producción.

La “briqueta verde” es parte de la estrategia de Vale para reducir emisiones de Alcance 3 relacionadas con su cadena de valor en un 15%, para 2035. En términos absolutos, el compromiso de reducción es igual a 90 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente. Este volumen es igual a las emisiones de energía de Chile en 2018, el año base utilizado para las metas de Alcance 3.

Actualmente, el 98% de las emisiones totales de Vale están relacionadas con su cadena de proveedores y clientes.

La figura muestra las ventajas del briquetado sobre el peletizado y el sinterizado. / Foto: Cortesía de Vale.

Lee también→ Vale comienza a operar camiones autónomos en su mina más grande de Brasil

Detalles de producción

Inicialmente, la producción de “briquetas verdes” será en las plantas de peletización 1 y 2, en la Unidad Tubarão (Vitória), en Espírito Santo, Brasil. Así como en el Complejo Vargem Grande, en Minas Gerais, donde se está instalando una nueva planta.

La capacidad de producción inicial es de aproximadamente 7 millones de toneladas por año.  La puesta en marcha de las tres plantas está prevista para 2023 y la inversión totaliza USD 185 millones.

Se estimó que, a largo plazo, la empresa tendrá capacidad para producir más de 50 millones de toneladas de “briquetas verdes” por año.

“Lograremos una reducción de emisiones de más de 6 millones de toneladas de carbono equivalente al año utilizando la tecnología”, comentó Vale.

(Visited 10 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más