Vale pondrá a prueba camiones 100% eléctricos de 72 toneladas

Vale recibió dos camiones todoterreno de 72 toneladas a batería, que serán probados en las minas de Água Limpa, en Minas Gerais (Brasil), y Sorowako, en Indonesia.

Los camiones eléctricos no emiten CO2, ya que reemplazan el diésel por electricidad de fuentes renovables, y además reducen el ruido, lo que minimiza los impactos en las comunidades que viven cerca de las operaciones.

Las unidades fueron producidas por XCMG Mining Machinery, una subsidiaria de Xuzhou Construction Machinery Group (“XCMG”), el fabricante de máquinas más grande de China.

Los camiones eléctricos de 72 toneladas, modelo XDR80TE, forman parte del programa PowerShift. Sus baterías son capaces de almacenar 525 Kwh, lo que les permite operar hasta 36 ciclos a lo largo de la ruta establecida, poco más de un día de operaciones, sin necesidad de parar y recargar y con la posibilidad de regenerar energía durante las bajadas, reduciendo el uso de frenos mecánicos, trabajos de mantenimiento y vibración.

También cuenta con tecnología de control de temperatura múltiple que le permite adaptarse a condiciones de trabajo de alta temperatura, humedad y lluvia, y tener un excelente rendimiento incluso en condiciones climáticas extremadamente frías, de gran altitud y adversas. 

Cabe destacar que en 2019, Vale anunció la meta de cero emisiones netas de carbono (alcances 1 y 2) para 2050. Para ello, invertirá entre USD 4 mil millones y USD 6 mil millones.

Lee también ► Polietileno de alta densidad juega un papel importante en mina de cobre

Reduccion de emisiones

El programa Powershif fue creado por Vale con el objetivo de sustituir los combustibles fósiles por fuentes limpias en sus operaciones.

El programa promueve soluciones innovadoras para electrificar las minas y vías férreas de la empresa. Además del camión 100% eléctrico, la estrategia de Vale para la electrificación de activos también incluye la operación de locomotoras a batería en los patios de los puertos de Tubarão, en Vitória, y Ponta da Madeira, en São Luís. En Canadá, el programa Powershift también ha dado lugar a pruebas con equipos eléctricos en minas subterráneas; actualmente hay unas 40 que están operativas.

La estrategia de electrificación de equipos operativos de Vale también incluye una asociación con sus pares BHP y Rio Tinto. El año pasado, las tres empresas, junto con otras 17 empresas mineras, lanzaron el “Charge On Innovation Challenge”, un desafío global de innovación abierta con el objetivo de encontrar soluciones innovadoras para acelerar la carga segura de baterías para futuros camiones eléctricos fuera de carretera.

(Visited 30 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más