Vale embarcó su primer cargamento de briquetas para pruebas internacionales

Pila de briquetas.| Crédito: Por de Açu

Vale concluyó la semana pasada el envío de su primer cargamento de briquetas de mineral de hierro para ser probadas en un alto horno fuera de Brasil.

La briqueta es un producto innovador que puede reducir las emisiones de CO2 en la fabricación de acero hasta en un 10%. La prueba industrial tendrá lugar a principios de mayo en las instalaciones de un cliente en Europa.

Desde la Terminal Multicarga del Puerto de Açu, en el estado de Río de Janeiro, Brasil, se embarcaron 8000 toneladas del producto con destino al Puerto de Rotterdam, en los Países Bajos.

Con este primer envío se probará el comportamiento de la briqueta durante el transporte transoceánico y su desempeño en el alto horno de la acería. En Brasil, 70 000 toneladas de briquetas ya fueron probadas industrialmente en seis altos hornos diferentes, totalizando 126 días de uso.

Durante las pruebas realizadas en Brasil, la briqueta logró atender los requerimientos del proceso, permitiendo mantener los parámetros productivos y operativos del alto horno. Se espera que suceda lo mismo en las pruebas en Europa.

“Este es otro hito importante en nuestro camino para brindar soluciones bajas en emisiones de carbono para la industria siderúrgica mundial. Con las pruebas industriales podemos ganar la confianza de socios estratégicos que serán los líderes en el uso de briquetas en los próximos años”, dijo. Rogério Nogueira, director de Desarrollo de Productos y Negocios de Vale.

Lee también ► Vale busca cobre en Perú ante auge de metales para autos eléctricos

La briqueta se produce a partir del briqueteado de finos de mineral de hierro y una solución tecnológica de aglomerantes que permite lograr altas resistencias mecánicas a bajas temperaturas. El producto puede reemplazar a la sinterización, pellets y terrones en altos hornos y pellets en hornos de reducción directa, reduciendo la emisión de contaminantes y gases de efecto invernadero en comparación con los procesos tradicionales de aglomeración del mineral de hierro (peletización y sinterización). La sustitución de la etapa de sinterización es lo que permite la reducción potencial de las emisiones de carbono hasta en un 10%.

La carga enviada la semana pasada se produjo en una planta de demostración en el estado de São Paulo. Vale está construyendo dos plantas de briquetas en su Unidad Tubarão en Vitória, en el estado de Espírito Santo, con capacidad para 6 millones de toneladas anuales. La puesta en marcha de la primera planta está prevista para finales del primer semestre del año.

Además, ya se han firmado memorandos de entendimiento con más de 30 clientes para estudiar la implementación de soluciones de descarbonización, incluida la construcción de plantas de briquetas en las instalaciones de algunos clientes.

Anunciada por Vale en 2021, la briqueta contribuye al logro del compromiso de la empresa de reducir en un 15 % las emisiones netas de alcance 3 para 2035. La empresa también busca reducir sus emisiones absolutas de alcance 1 y 2 en un 33 % para 2030 y lograr la neutralidad para 2050, en en línea con la ambición del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global por debajo de 2°C para finales de siglo

(Visited 160 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más