Teck y Chile discuten sobre inversiones y regalías

Quebrada Blanca fase 2/ Crédito: Teck

El presidente de Chile, Gabriel Boric, y el director general de Teck Resources, Don Lindsay, se reunieron en la capital, Santiago, para hablar de los proyectos de la minera canadiense en el país, incluido el más grande de su historia: Quebrada Blanca fase 2 (QB2).

El proyecto de expansión de QB2, de USD 5200 millones, tiene como objetivo extender la vida útil de la mina a cielo abierto por 28 años, aumentando la producción a 316 000 toneladas de cobre anuales durante los primeros cinco años de operaciones.

La primera producción de cobre está prevista para finales de este año, pero podría retrasarse hasta enero de 2023 si las ineficiencias relacionadas con el covid-19 continúan en el cuarto trimestre, ha dicho la empresa.

El gigante minero ya está estudiando una Fase 3 para la mina, que duplicaría su capacidad a 600 000 toneladas de cobre al año. La posible ampliación convertiría a la mina en la segunda mayor explotación de cobre de Chile, después de Escondida. También situaría a Quebrada Blanca entre las cinco primeras minas de cobre del mundo.

Lee también ► El cobre sube por la esperanza de que mejore la demanda china

También se abordó el endurecimiento de la normativa medioambiental en el país, ya que QB2, el proyecto de crecimiento más importante de Teck, se ha visto afectado en los últimos meses

Las fiscalizaciones se realizaron en 2019, 2020 y 2021 en la comuna de Pica, Región de Tarapacá./ Crédito: SMA

En abril de este año, la compañía se enfrentó a ocho cargos presentados por el regulador ambiental de Chile, SMA, basados en auditorías realizadas en 2019, 2020 y 2021.

La empresa reconoció poco después las transgresiones reclamadas a los términos señalados en su permiso ambiental para proteger las especies locales y controlar las emisiones.

El proceso contra Teck se detuvo en julio, después de que la empresa presentara un plan de inversiones destinado a corregir las deficiencias encontradas.

La SMA había multado a la minera canadiense con USD 1.2 millones en 2019 por infracciones relacionadas con el manejo de residuos mineros y los controles ambientales internos en la mina.

Teck no es la única empresa que experimenta un escrutinio más estricto en Chile. En mayo, la SMA rechazó una importante expansión en las minas de Los Bronces de Anglo American, mientras que una propuesta de reescritura constitucional permitiría una mayor protección de las áreas glaciares y otras áreas sensibles.

Nuevo canon

Boric y Lindsay también hablaron de la propuesta de reforma fiscal de Chile, que incluye el primer impuesto a la riqueza del país y un nuevo royalty minero.

Teck destacó que cuenta con acuerdos de estabilidad para el QB2, que lo protegen contra cambios en las leyes tributarias durante 15 años desde el inicio de la producción. La empresa señaló que aún estaba evaluando los impactos de la reforma tributaria en otros proyectos y operaciones en el país, incluyendo la mina de cobre-oro Carmen de Andacollo en el centro de Chile.

Desde que Boric presentó la idea de un nuevo royalty, la industria minera se ha levantado en armas. Sostiene que, tal y como están planteadas, las reformas añadirían incertidumbre a las decisiones de inversión necesarias para ayudar a llenar un vacío de suministro mundial a medida que aumenta la demanda en la transición hacia la energía limpia.

El proyecto de ley incluye un impuesto de entre el 1% y el 2% sobre las ventas de las empresas que producen entre 50.000 y 200.000 toneladas de cobre al año, y de entre el 1% y el 4% para las que producen más de 200.000 toneladas.

Un segundo componente es una escala móvil de entre el 2% y el 32% sobre los beneficios, que depende de los precios del cobre. Si se aprueban, los cambios entrarían parcialmente en vigor en 2024, una vez que expiren los contratos de estabilidad fiscal.

Lee también ► Anglo American apelará rechazo del proyecto chileno El Soldado

Lindsay, que dejará la empresa a finales de septiembre, ha dicho en repetidas ocasiones que Teck se compromete a trabajar estrechamente con el nuevo gobierno chileno, al tiempo que apoya los esfuerzos de las asociaciones mineras del país. Estas han indicado públicamente que las actividades mineras proporcionan mucha más riqueza que los impuestos pagados, incluyendo puestos de trabajo, y programas de inversión social, entre otros impactos positivos.

“Estamos siguiendo de cerca el proyecto de ley de royalties, y creemos que el discurso en Chile llegará a un resultado razonable que permitirá el continuo desarrollo sostenible de los recursos”, dijo Lindsay en mayo.

Teck Resources posee una participación del 60% en Teck Quebrada Blanca SA (QBSA), que es la propietaria de la mina. Las empresas japonesas Sumitomo Metal Mining y Sumitomo Corporation tienen una participación colectiva del 30% en QBSA, mientras que la empresa estatal chilena Enami tiene una participación no financiera del 10% en el proyecto.

Fuente: Mining Weekly

(Visited 49 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más