Protestas hacen retroceder reforma tributaria de Colombia

Cortesía Presidencia de Colombia.

Colombia retiró una controvertida reforma tributaria que habría generado ingresos por el uso de carbón e hidrocarburos, en medio de violentas protestas en las que al menos 16 personas murieron y cientos más resultaron heridas en los últimos días.

Las manifestaciones continúan hoy en las calles de Bogotá y otras ciudades mientras la administración del presidente conservador Iván Duque considera cambios de gabinete, incluida la posible destitución del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

La reforma tributaria abortada habría recaudado alrededor de 26 billones de pesos (casi USD 7.000 millones) en ingresos, equivalentes al 2.4% del PIB, en 2022. La administración de Duque está bajo presión para apuntalar las finanzas del país después de que el PIB cayó un 6,8% el año pasado en medio de la Pandemia de covid-19. El proyecto de ley también habría aumentado los impuestos a las personas para preservar la competitividad del sector empresarial.

El proyecto de ley buscaba colocar un impuesto sobre el consumo de carbón en los sectores eléctrico e industrial. El impuesto a los usuarios de carbón habría sido de 47.000 pesos / t de CO2 equivalente (tCO2e), o alrededor de USD 12,4 / tCOe, según el nuevo presidente de la federación del carbón Fenalcarbon, Carlos Cante. Los legisladores colombianos han descartado un “impuesto verde” similar en ocasiones anteriores.

Lee también→ Colombia decidirá sobre títulos mineros de Prodeco la primera semana de mayo

Colombia consume 9 millones de toneladas anuales de carbón para la generación de energía y las industrias, incluidas las cementeras y las ladrilleras. Los generadores de carbón representan 1,32 GW de un total de 17,82 GW de capacidad instalada a septiembre de 2020.

El impuesto sería de hasta el 19 por ciento sobre el propano y el butano para uso residencial, con la tasa basada en una escala móvil de ingresos. Actualmente, el GLP está sujeto a un impuesto al carbono solo si se utiliza con fines industriales.

El gobierno también buscaba aumentar el impuesto al valor agregado (IVA) del 5 al 19 por ciento sobre la gasolina, con la misma tasa aplicada a los servicios básicos en las áreas de clase media alta. El proyecto de ley habría gravado los ingresos de las personas que ganan más de USD 656 / mes, una medida rechazada por los sindicatos en un país donde el salario mínimo es de USD 248 / mes.

El gobierno dijo que presentaría una factura fiscal revisada en los próximos días.

Fuente: Argus Media

(Visited 40 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más