Planta de carbonato de litio boliviana arrancará en el segundo trimestre de 2023

Avances de laPlanta Industrial de Carbonato Litio en el Salar de Uyuni, Bolivia./ Crédito: YLB

La Planta Industrial de Carbonato Litio tiene un avance físico del 90% y se prevé que el segundo trimestre de 2023 iniciará las operaciones. La planta se ubica en la localidad de Llipi, Uyuni, en el departamento de Potosí.

En el primer año de operaciones se proyecta una producción inicial de 2500 toneladas de carbonato de litio, informó el presidente de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Carlos Ramos.

En el marco del Plan de Desarrollo Económico Social (PDES 2021 -2025), y con la puesta en marcha de la factoría, se proyecta alcanzar hasta 2025 las 40 000 toneladas que, comercializadas al precio actual, dejarían ingresos económicos para el país entre USD 1 500 millones y USD 2 000 millones.

La Planta Industrial de Carbonato de Litio forma parte del primer paso de la cadena industrial del litio que Bolivia encara mediante YLB y tendrá una capacidad de producción de 15 000 toneladas anuales.

Actualmente, YLB produce carbonato de litio en la planta piloto situada en una superficie de 10.000 kilómetros cuadrados en la localidad de Llipi, que inició operaciones en enero de 2013.

Según Ramos, en lo que va de este año, YLB comercializó 287 toneladas de carbonato de litio producidas en la planta piloto. Reiteró que para fin de año se prevé llegar a las 500 toneladas.

Lee también ► Bolivia: Exploración de áreas mineras en Carangas muestra resultados alentadores

Para el inicio de operaciones de la Planta Industrial se requiere una planta de tratamiento de agua la cual permitirá el correcto funcionamiento de la factoría industrial. YLB adjudicó ese trabajo a la empresa Carlos Caballero SA. por un monto de 344 millones de bolivianos (USD 50 millones).

Ramos indicó que, para acelerar el proceso de industrialización del litio, seis empresas extranjeras trabajan para presentar sus propuestas técnica-económicas para que apliquen la tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL).

“Estas seis empresas se encuentran preparando propuestas técnico económicas para poder apoyar a YLB en el trabajo de explotación en primera etapa de carbonato de litio y de industrialización”, dijo Ramos.

De las seis compañías extranjeras, cuatro son chinas, una rusa y una norteamericana, y se prevé que hasta noviembre se seleccioné a una o a las que mejores beneficios económicos brinde al país en torno a la industrialización del litio.

Según Ramos, la aplicación de la tecnología EDL permitirá reducir el tiempo para el proceso de extracción de la materia prima para la producción de carbonato de litio. Para ello se instalarán plantas en cada uno de los salares: Coipasa (Oruro), Uyuni y Pastos Grandes (Potosí).

“Actualmente, en las piscinas tardamos entre ocho y 12 meses, inclusive más, dependiendo de las condiciones ambientales, eso nos retrasa bastante el proceso”, explicó.

“Además, todo el trabajo operativo que se debe realizar en las piscinas que son grandes extensiones, va a cambiar, va a hacer en una planta EDL que no va a tener los problemas ambientales”, indicó.

Fuente: La Razón

(Visited 37 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más