Perú iniciará la construcción de cinco proyectos mineros en el 2021

El próximo año, Perú retomará el desarrollo de nuevas minas luego de dos años de postergaciones (2019 y 2020), afirmó el viceministro de Minas Jaime Gálvez.

De acuerdo con el Gobierno, el 2021 iniciará la construcción de cinco proyectos mineros, los cuales habían sido postergados por trabas financieras y sociales, además de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Se trata de iniciativas que suman una inversión conjunta de USD 3.393 millones y que “podrían iniciar su construcción de aquí a julio del 2021”, informó el viceministro de minas Jaime Gálvez, en el I Congreso de Competitividad Minera y Sostenibilidad Social que organiza el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.

Proyectos

El proyecto más resaltante por el monto involucrado (USD 2.100 millones) es Yanacocha Sulfuros, iniciativa que implica la reconversión de la mina de oro Yanacocha en un productor de cobre.

“Yanacocha Sulfuros tiene todos sus permisos en orden y solo espera la decisión de inversión del directorio de Newmont para empezar a ser construido a inicios del 2021”, indicó Gálvez.

En la misma línea se encuentra el proyecto de plata Corani (USD 586 millones), donde la canadiense Bear Creek acaba de iniciar trabajos preparatorios, en previsión al esperado cierre financiero.

Lee también: Southern pospone operación de línea de transmisión eléctrica en proyecto peruano Tía María 

Les sigue el proyecto de oro San Gabriel (USD 431 millones), el cual se encuentra demorado por exigencias de la consulta previa, mecanismo que prohíbe la realización de reuniones virtuales.

Por este motivo, Compañía de Minas Buenaventura espera el regreso a la normalidad sanitaria para retomar las reuniones presenciales y continuar con el desarrollo del proyecto.

La lista se cierra con los proyectos Optimización Inmaculada (USD136 millones), de Hochschild Mining, y Relaves Marcona (USD 140 millones), que busca obtener cobre y hierro a partir del reprocesamiento de los relaves de la mina Marcona.

A estos seguirían otros dos proyectos, que “podrían reactivarse con el próximo gobierno y estarse construyéndose en 2022 o, con más probabilidad, en 2023”, añadió Gálvez.

Uno es Zafranal (USD 1.200 millones), que está siendo vendido por Teck, y el otro es Los Chancas (USD 2.800 millones), a cargo de Southern Copper.

En construcción

Cuatro proyectos mineros empezaron su construcción en el 2018 y actualmente  avanzan un poco más lento debido a las restricciones de distanciamiento social impuestas por la pandemia.

Se trata de Quellaveco (USD 5.300 millones) y de Mina Justa (USD 1.600 millones), iniciativas que actualmente llevan un avance de 50% y de 90%, respectivamente.

“En lo que respecta a la Ampliación de Santa María (USD 110 millones), esta avanza en forma normal, mientras que la Ampliación de Toromocho (USD 1.355 millones) está a la espera del EIA de su segunda fase para terminar de ser construida”, agregó el funcionario.

Detalló que el objetivo de este gobierno es viabilizar los proyectos en cartera, empezando por los que están más avanzados y cuentan con aceptación social.

Fuente: El Comercio

(Visited 37 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más