Fresnillo y Río Tinto buscan ampliar su presencia en Perú

La Granja es un gran yacimiento de cobre en el norte de Perú con el potencial de apoyar una operación a cielo abierto de varias décadas.| Crédito: First Quantum

Las compañías mineras presentaron solicitudes ante el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) en Perú para obtener concesiones mineras en Ayacucho y Apurímac.

Fresnillo Perú

La filial de la minera mexicana Fresnillo PLC, Fresnillo Perú presentó una solicitud ante el Ingemmet para obtener una concesión minera de 100 hectáreas en Ayacucho, en el distrito de San Javier de Alpabamba (Páucar del Sara Sara).

El referido pedido es el paso inicial para comenzar las labores hacia una futura exploración y explotación de los recursos minerales en el área solicitada. La empresa ya está presente en esa región andina con actividades de exploración en un proyecto de plata en Pilarica (Lucanas). Dicha iniciativa contaba con recursos estimados de 52 millones de onzas y los trabajos de exploración estaban en marcha en 2021.

Para Fresnillo Perú, La Libertad es otra región de interés en el territorio nacional. En ese departamento, la empresa se encontraba explorando en busca de oro en el proyecto Supaypacha. Asimismo, la firma ha estado presente en Apurímac con el proyecto Santo Domingo, una mineralización de vetas de oro y plata en donde la campaña de perforación empezó a inicios de 2022.

De igual manera, ha realizado actividades en Junín, en su proyecto Huacravilca. El norte también es un atractivo para Fresnillo. En Chiclayo, la compañía exploraba el proyecto La Pampa; y en Trujillo, impulsaba el proyecto Cautivas, con potencial de vetas de oro y plata, la compañía mexicana está enfocada en la búsqueda de metales preciosos y el 2021.

Lee también ► Perú: Komatsu invertirá USD 60 millones para este 2024

Rio Tinto

Por su parte, la minera Rio Tinto busca ampliar su presencia en Apurímac y también presentó una solicitud ante el Ingemmet para obtener una concesión minera de 600 hectáreas en dicho departamento, en un sector de los distritos de Tambobamba y Mara (provincia de Cotabambas).

La empresa ya está presente en la mencionada región andina, pues hace cinco meses entregó al Ministerio de Energía y Minas (Minem) la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto Mara, localizado también en Cotabambas.

Según dicho documento, las actividades de exploración comprendían tres etapas (construcción, exploración y cierre) con una inversión de USD 16 481 000 y un plazo de ejecución de 55 meses.

En la referida provincia también se ubica la mina de cobre Las Bambas, operada por la china MMG.

Cabe destacar que Rio Tinto también cuenta con proyectos emblemáticos en el país como La Granja (Cajamarca), uno de los yacimientos de cobre no explotados más grandes del mundo. En el último trimestre de 2023, la empresa firmó un acuerdo con la canadiense First Quantum Minerals para avanzar juntos en las siguientes etapas exploratorias en dicha iniciativa.

La propiedad tiene recurso mineral inferido asciende a 4320 millones de toneladas y la ejecución del proyecto demandará una inversión total de USD 5000 millones.

En junio pasado, la gerente general de Rio Tinto, María Alejandra Delgado, aseveró que la transnacional ha realizado inversiones en exploración y estudios sin precedentes en Perú desde que obtuvo la adjudicación de La Granja. Entre las obligaciones pendientes, está la entrega del estudio de factibilidad.

Dicho estudio es clave para dar paso a un eventual desarrollo, construcción y operación de una mina. La fecha límite para su presentación a la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) es enero del 2028.

Fuente: Gestión

(Visited 120 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más