Estudio proyecta que China podría superar a Chile como segundo productor de litio

Imagen referencial. / Foto: Pixabay

Hacia el 2023, China podría convertirse en el segundo mayor productor de litio, según el informe “Cambios en la demanda de minerales” elaborado por la consultora especializada en metales CRU.

 Cabe destacar que Chile ya había sido desplazado del primer lugar por Australia y en los próximos años sería China quien tomará su puesto.

Según el documento, mientras en 2015 Australia producía el 36% de la oferta de litio, Chile tenía el 35%, Argentina el 12% y China el 8%. En 2030, se espera que el primero de estos países explique el 44%, seguido por el gigante asiático con 20%, mientras que Chile pasaría a tener 15%.

Por otro lado se prevé que, a partir de 2023, México se incorpore a la lista de productores de litio en América Latina.

En cuanto a la demanda de litio, se espera que esta vaya en aumento hacia 2030. Esta se elevaría en 1.3 millones de toneladas entre 2019 y 2030, con una tasa de crecimiento anual compuesta de 18.5%. China, que fue el principal consumidor de litio en 2019 con un 55% del total, seguiría en el primer lugar e incrementaría su participación hasta el 66% en los próximos diez años. Según el documento, desplazó a Argentina del tercer lugar en 2019.

Un punto relevante es que la capacidad de producción existente no es capaz de satisfacer la demanda de las proyecciones del mercado a medio y largo plazo.

Lee también→ Sindicato de la mina chilena Escondida vota a favor de huelga

Situación de Chile

Foto: Cortesía de SQM.

A mediano plazo, de acuerdo con el estudio, la oferta de litio de Chile irá en aumento, pero esta será más lenta que en otros países, causando que baje la participación de Chile a 2030. Además, “Chile posee una cartera relativamente pequeña de proyectos”, liderada por SQM y Albemarle.

El informe menciona que el ambiente regulatorio de Chile ha desacelerado el desarrollo de nuevos proyectos mineros.

“Los obstáculos regulatorios incluyen el hecho de que el litio está excluido de una concesión de explotación minera de acuerdo con el Código de Minería de 1983. No existe un marco claro para la adjudicación de nuevas concesiones y existen además cuotas para la comercialización del litio”, sostiene el estudio.

En el caso de SQM y Albemarle, ambas empresas tienen un contrato privado con la agencia estatal Corfo, que hace posible un acceso acelerado a los permisos y operar en el Salar de Atacama.

Otro factor que estaría desincentivando el desarrollo de nuevos proyectos es que “cada vez hay más escrutinio en torno a los altos volúmenes de agua utilizados en las operaciones de salmuera y la posibilidad de agotamiento de los acuíferos, particularmente en el desierto de Atacama”.

En cuanto a las regalías, estas afectan los contratos que tiene Corfo con Albermarle y SQM en el Salar de Atacama. “A pesar de que dicho acuerdo no representa una amenaza en un escenario de precios bajos, tiene un impacto significativo en el margen de ganancias en escenarios de precios altos”, precisa el informe.

El estudio concluye que el principal problema radica en la poca claridad en la regulación para obtener los diferentes permisos requeridos para la ejecución de nuevos proyectos.

Fuente: Con información de La Tercera y Diario Financiero

(Visited 17 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más