Consultora Alta Sierra es el nuevo liquidador de Doe Run Perú

Tras la renuncia del administrador concursal Carrizales Infraestructura y Servicios Públicos, liquidador de Doe Run Perú (DRP) nombrado en diciembre del 2018, la Junta de Acreedores eligió como nueva encargada a la consultora Alta Sierra Asesores y Consultores S.A.C.

La decisión se debe al cambio de estrategia promovida por la Junta de Acreedores para impulsar una estrategia distinta a la “dación en pago” a los acreedores laborales.

En los últimos dos años Carrizales ha impulsado que el Complejo Metalúrgico de La Oroya sea entregado en “dación en pago” a los acreedores laborales, y la Unidad Minera Cobriza sea vendida en subasta pública.

“El día 31 de julio de 2020 concluyó el proceso de adhesión a la dación en pago, a esa fecha, acreedores laborales que representan el 81.85%, de la deuda laboral, equivalente a S/418’500,000, aceptaron la dación en pago”, cita un diario especializado local. En paralelo, Doe Run Perú continuaba ejecutando las tareas requeridas por Osinergmin para reactivar la Mina Cobriza, para su posterior venta.

Lee también: Perú prevé inicio de operaciones de tres proyectos mineros

Todas las acciones contaron con la aprobación previa de la Junta de Acreedores de Doe Run y la participación de los representantes de los acreedores laborales. Vale recordar que el plazo de la liquidación en marcha vence el 18 de noviembre próximo

Para concluir la “dación en pago”, la Junta de Acreedores debió aprobar, en su sesión del 21 de agosto, acuerdos críticos. Pero la Junta de Acreedores, presidida por el Ministerio de Energía y Minas, decidió evaluar otras alternativas distintas a la “dación en pago”.

“Estas otras alternativas estarían relacionadas con la solicitud del representante de los acreedores laborales de una adjudicación directa. Este cambio de estrategia motivó la renuncia de Carrizales Infraestructura y Servicios Públicos que fue presentada el día 14 de setiembre, un día antes de la sesión de Junta de Acreedores donde se aprobará efectivamente el cambio de estrategia de cierre, es decir, dejar de lado la dación en pago”, puntualizó.

Ahora, Sierralta tiene un reto enorme. “Por la mina Cobriza en el partidor ya tiene a Sierra Sun Group y Andes Natural Resources (China) y podrían sumarse dos empresas más. En simultáneo deberá iniciar el proceso de adjudicación del Complejo Metalúrgico La Oroya a favor de los acreedores laborales. Si alcanza las metas, habrá demostrado que la administración del exliquidador Carrizales fue un tiempo perdido”, comentó una fuente cercana al proceso.

Fuente: Expreso y Gestión

(Visited 112 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más