Transporte sin contaminación en Perú

Pipe Conveyor de BeumerEl Callao es una de las ciudades más importantes de Perú, situada a orillas del Océano Pacífico alberga a 877.000 habitantes. No sólo tiene el aeropuerto más grande del país, sino también uno de los puertos pesqueros y de comercio más importantes de Sudamérica. Es en este puerto que se ha construido un moderno terminal de embarque de concentrados de minerales, administrado por Transportadora Callao S.A.

Por El Callao pasan más del 75 por ciento de las importaciones y exportaciones de Perú, uno de los países mineros más importantes del mundo. Para hacer frente a la creciente demanda de estas preciadas materias primas, el gobierno peruano inició la ampliación del puerto. No sólo se han previsto nuevos depósitos de almacenamiento, sino también el terminal de embarque más moderno del país. También se debía modificar el transporte de las materias primas hasta los muelles en donde se embarcan a los buques. “Hasta antes de la construcción del terminal especializado, se empleaban camiones para transportar los concentrados desde los almacenes hasta el muelle. Desde que se iniciaron las operaciones de Transportadora Callao, se han reducido más de 130.000 viajes de camión al año”, señala Víctor Sam, gerente general de Transportadora Callao S.A. La compañía, que es un consorcio de cinco empresas relacionadas con los sectores minero (productores y almacenes) y portuario, ha sido concesionada por el estado peruano para construir y operar la infraestructura necesaria.

Pipe Conveyor: llegar a destino sin polvo

Las minas del centro del Perú transportan su concentrado a los almacenes situados a unos tres kilómetros del puerto, por lo que se necesitaba garantizar una conexión absolutamente segura para el transporte del material, que evite la emisión de partículas hacia la atmósfera. Se optó finalmente por el Pipe Conveyor de Beumer. Helmut Wolf era el responsable del proyecto y la persona de contacto.

El transporte cerrado de tipo Pipe Conveyor no sólo protege el medio ambiente de los impactos negativos de la contaminación por concentrado de plomo durante el transporte, sino que también puede superar largas distancias y admite radios de curvatura muy cerrados. Este tipo de banda transportadora, se adapta muy bien a las curvas, por lo que permite, según su longitud y los radios de curvatura, reducir considerablemente, e incluso eliminar, el número de torres de transferencia.

Así, el usuario se beneficia de una reducción notable de los costos y de un sistema fácilmente personalizable para cada trazado. Se emplean cintas transportadoras duraderas y resistentes a la tracción. Para determinar el diseño óptimo de estas cintas, los ingenieros de Beumer utilizan diferentes programas de cálculo. Estos facilitan el cálculo de las fuerzas de tracción así como de los esfuerzos, producto de la aceleración y deceleración. Además, se pueden calcular los posibles radios de curvatura. Beumer entrega, adicionalmente, estudios de viabilidad y de rentabilidad para cada proyecto. Otra ventaja de la instalación es su baja emisión de ruidos, como resultado del uso de rodillos portantes especiales, de cojinetes de bajo nivel de ruido y de la velocidad de transporte apropiada. Víctor Sam indica que “se han realizado monitoreos de ruido a lo largo del Pipe Conveyor, obteniéndose siempre valores mucho menores a los máximos permitidos”.

Capacidad de transporte: 2.300 toneladas por hora

Beumer suministró e instaló un Pipe Conveyor con una distancia entre ejes de 3.195 metros. Helmut Wolf explica: “Por razones de planificación de la instalación y de capacidad de transporte requerida, el Pipe Conveyor se dimensionó con un diámetro de 400 milímetros. Transporta hasta 2.300 toneladas por hora, a razón de 4,5 m/s y es accionado por 3 motores de 650 kW cada uno. Hemos equipado el sistema con filtros, rascadores, dispositivo de desempolvado y un sistema de control para toda la instalación”. La empresa austriaca asumió la planificación y la automatización, el suministro del equipo, incluyendo la estructura metálica y todos los componentes necesarios. Los jefes de obra supervisaron el montaje y la puesta en marcha del equipo.

El proceso funciona sin mayores problemas y, sobre todo, de manera segura: los productos de las compañías mineras son transportados desde la mina en camiones o tren hasta los depósitos de minerales, desde donde alimentan al punto de acceso público u “Open-Access”. Aquí, el concentrado es recepcionado por una banda alimentadora de 43 m que lo transfiere al Pipe Conveyor a una altura de 6 m. Un dispositivo de desempolvado garantiza que el proceso se desarrolle sin emisión de polvo. “Hemos equipado la banda alimentadora con un electroimán y un detector de metal. Así se puede prevenir que cuerpos extraños metálicos dañen el Pipe Conveyor”, dice Helmut Wolf. Al final de su recorrido, dentro de la base naval del Callao, el sistema de transporte circula en paralelo al mar hasta la torre de transferencia. Allí, la cinta se abre automáticamente y descarga el material sobre otra banda transportadora lleva los minerales hasta el sistema de carga de barcos.

En palabras de Víctor Sam, “este moderno sistema, que ya tiene diecisiete meses en operación, ha traído consigo un notable incremento de 500% en la velocidad de embarque de concentrados, así como una reducción de más del 80% en los tiempos de espera de los buques para su atención. Estos beneficios se traducen en ahorros para los exportadores y mejoran la competitividad de la industria minera del país”.

Una integración sin problema, desafíos solucionados con maestría “Integrar el Pipe Conveyor en la infraestructura existente supuso un gran desafío”, dice Helmut Wolf. El equipo de Beumer asegura la conexión entre las bandas transportadoras de varios fabricantes. “Además, durante la realización del proyecto, teníamos que respetar muchos reglamentos oficiales”, declara Helmut Wolf. El proyecto es una concesión otorgada por el Estado peruano a Transportadora Callao S.A, quien contrató a Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción para la ejecución de las obras y a Buenaventura Ingenieros S.A. para la supervisión de las mismas. Por su parte, Odebrecht confió todo el desarrollo del tramo en tierra a Beumer.

El tramo en tierra se inicia en el punto de “Open-Access”, en donde recibe el concentrado de los almacenes, luego el Pipe Conveyor pasa por encima de una refinería y de una zona militar. “La ruta estaba determinada y teníamos que respetarla”, dice Helmut Wolf. Era también necesario que los equipos que atraviesan el terreno de la refinería estuviesen equipados con revestimientos ignífugos especiales. Gracias a esta gran obra de ingeniería, Transportadora Callao puede atender en su muelle especializado, embarcaciones graneleras de hasta 60 mil toneladas de DWT, sin interferir con las operaciones de otros muelles del puerto del Callao.

Contacte al editor

Últimos Reportajes

  • Un sistema de tensionado hidráulico

    A la hora de apostar por el desarrollo de una explotación minera sin el uso de camiones para el transporte de mineral de hierro en el proyecto S11D, Vale confió…

  • Análisis de cenizas en minas de carbón

    Parker Bretby Gammatech ha conseguido un nuevo contrato con la minera de Mongolia Mongolyn Alt Corporation (MAK) para suministrar y encargar un analizador de ceniza Ash Probe portátil, que incluye…

  • Salen los primeros cargamentos de Carajás

    Parece que está tomando forma la productividad de la nueva mina de Vale, el mayor productor de mineral de hierro del mundo. Recientemente se cargó el primer mineral de la…

  • Transporte sin contaminación en Perú

    El Callao es una de las ciudades más importantes de Perú, situada a orillas del Océano Pacífico alberga a 877.000 habitantes. No sólo tiene el aeropuerto más grande del país,…

  • Convirtiendo datos en conocimiento con Jigsaw

    La mina de oro Pueblo Viejo, en República Dominicana, es una empresa conjunta entre Barrick Gold y Gold Corp., quienes tienen un 60% y 40% respectivamente. La mina es operada…

Lee más