Proyecto Tía María aún sin solución

Proyecto minero de la compañía Southern Perú, Tía María aún flamea la bandera del rechazo.

Aunque la minera ha garantizado una serie de medidas de mitigación para proteger el medio ambiente; el debate técnico a estas alturas tiene oídos sordos. Los opositores quieren que Southern se vaya. Es un conflicto con la compañía. Algunos dirigentes no descartan minería en Islay pero excluyendo a la compañía de capitales mexicanos.

La sensibilidad anda a flor de piel. Recientemente, el presidente ejecutivo de la minera, Oscar González Rocha, declaró que estaban listos para poner en marcha el proyecto. Hubo una manifestación pública para rechazar esta declaración aunque no con la convocatoria de años anteriores.

El gremio empresarial de la provincia de Islay siente que con estas posturas, Southern atiza el conflicto.

Jorge Zuzunaga, presidente de la Asociación Civil Islay al 2021, califica que estas actitudes de González son lamentables. Zuzunaga aún recuerda la forma cómo se llevaron a cabo los talleres para explicar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en 2014.

En las charlas, los técnicos de la minera hablaban en términos técnicos y tan rápido que no se les entendía. “Todos nos mirábamos las caras y cuando preguntábamos nos respondían con otras cosas distintas”, señala.

Para el empresario, esta es una de las principales razones por las que el proyecto no despegara. “Tampoco dejaban ingresar a más gente al local”, agrega.
Sin embargo, también acusa a los líderes de la protesta antiminera de politizarla en beneficio propio.

Por el momento, el valle vive en paz. La minera trabaja en su programa de socialización. El Gobierno dice que Tía María no obtendrá su licencia, mientras no resuelva un lío judicial por una superposición de la concesión de Pampa Cachendo, donde montarán sus instalaciones.

Fuente: La República

Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más