El Congreso de Minería Latinoamericana 2009, dio luces sobre el estado del sector minero de la región y los posibles indicadores de recuperación. Los principales expertos en la materia dieron a conocer su opinión en Miami, Estados Unidos.

La gestión eficiente de la energía puede ser una variable clave para que las mineras puedan ganar en competitividad y bajar sus costos. Se puede lograr con herramientas de software.

El cambio drástico que ha surgido en el escenario económico global está llevando a transformaciones fundamentales en el negocio de la minería.

El Tercer Congreso Anual de Minería Latinoamericana está diseñado específicamente para inversionistas y ejecutivos de compañías mineras con proyectos en América Latina.

“Muchos de los ejecutivos de grandes empresas se sorprenden al observar los costos del mantenimiento de sus equipos o plantas”, señala Gabriel Rodríguez, directivo de MRQ Consultores, empresa especializada en gestión de costos con sedes en Chile, Perú y Bolivia. “En industrias de uso intensivo de capital, como es el caso de la minería, los costos directos se encuentran generalmente entre el 20% y el 45% de los costos totales de producción”, agrega. A eso habrá que sumar los costos indirectos, relacionados con paradas imprevistas de maquinarias o interrupciones operacionales, entre otros.

En estos tiempos el auge de los bienes básicos es la razón de casi todas las cosas buenas que pasan en el mundo de los negocios y en especial en América Latina, pero ¿que también sea la razón por la que empresas mineras de propiedad familiar suramericanas se inscriban en una bolsa de valores internacional como la de Londres? Eso es algo realmente inesperado.